La Cumbre América Latina y el Caribe sobre integración y desarrollo (CALC) que se desarrolló hoy en Caracas culminó con la firma de 20 acuerdos relacionados con la integración y la seguridad energética de la región.

"Se establecieron mecanismos, de acuerdo a nuestra cantidad de recursos naturales (...) para impulsar la integración energética entre todos nuestros países", dijo el ministro de Energía y Petróleo de Venezuela, Rafael Ramírez, a periodistas.

Ramírez agregó que los ministros de Energía y representantes de 30 países que acudieron al encuentro, conversaron sobre "la deficiencia energética, la necesidad del ahorro y del derecho de nuestros pueblos a administrar de forma soberana sus recursos naturales".

Destacó, asimismo, que la estructura del documento firmado este viernes "reivindica" los acuerdos Petrocaribe, Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA).

"Se acordó (...) hacer una revisión de los lineamientos de la estrategia energética suramericana que están aprobados en el seno de la Unasur para que sean guía de esta relación energética en el marco de la Cumbre de Jefes de Estado de América Latina y el Caribe", que se celebrará el 5 y 6 de julio en Caracas.

"Hicimos una revisión de los proyectos que tenemos en conjunto, acuerdos de seguridad energética, que tienen distintos ejes como el petróleo, el gas, la petroquímica, las energías alternativas", agregó.

Ramírez también informó que durante la sexta Cumbre de Petrocaribe que se celebró ayer, se acordó un nuevo encuentro de los representantes de Energía de los países miembros que se realizará en un mes en la isla de Margarita, en la costa oriental de Venezuela "para ver como van nuestros proyectos".

El ministro aseveró que estas reuniones tendrán que ver con las distintas apreciaciones de los ministros de las naciones que conforman Petrocaribe sobre la integración y el rol que la energía debe jugar en este proceso.