La petrolera estatal brasileña Petrobras obtuvo en el primer trimestre del año un beneficio neto de 10.985 millones de reales (unos 6.726 millones de dólares), que representan un crecimiento del 42,18 por ciento frente al mismo período de 2010, informó hoy la compañía.

El rendimiento fue un récord para el período y obedeció, según la empresa, al aumento del 3 por ciento de la producción en sus refinerías de Brasil y el exterior y a la elevación del precio internacional del crudo.

"Fue un trimestre marcado por grandes desafíos, pero también por importantes realizaciones tanto en el campo operacional como en el corporativo", afirmó en un comunicado el presidente de la estatal, José Sergio Gabrielli, quien destacó también el aumento de las reservas de petróleo en el período.

Hasta el 31 de marzo, las reservas de crudo de Brasil eran de 15.986 millones de barriles, que significan un alza del 7,5 por ciento en comparación con la misma fecha de 2010.

El balance trimestral consigna una facturación en el período de 54.800 millones de reales (unos 33.557 millones de dólares), equivalentes a un 8,7 por ciento más que en el primer trimestre del año pasado.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda), en tanto, fue de 16.093 millones de reales (unos 9.854 millones de dólares), cifra 6,75 por ciento superior a la del período enero-marzo de 2010, pero que representa un crecimiento menor al esperado que se justifica por la estabilidad en los precios de combustibles, apuntó Petrobras.

En el período, las inversiones bajaron el 11 por ciento, al totalizar 15.870 millones de reales (unos 9.718 millones de dólares), la mayoría destinados para la exploración y producción de hidrocarburos.