La actriz española Penélope Cruz afirma que no le preocupa el envejecimiento, a diferencia de los personajes de la película "Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides" — en la cual interpreta a una pirata_, quienes afanosamente la buscan de la fuente de la eterna juventud.

"Los cumpleaños son siempre algo para celebrar. Son algo que siempre espero", dijo Cruz, de 37 años, el sábado en conferencia de prensa antes del estreno del cuarto capítulo de la saga Piratas del Caribe.

"Quizá sea porque soy de España, eso hace que (la edad) se mire diferente que, por ejemplo, en un lugar como Los Angeles".

"Hay muchos aspectos que conservo de mis raíces. Este es uno de ellos, la forma como lo vemos. Nunca quiero tener temor. Los cambios son buenos".

Penélope Cruz hace el papel de pirata en "On Stranger Tides", que será proyectada a partir del miércoles a nivel mundial en las salas cinematográficas.

En la cinta, Cruz interpreta a la hija del Blackbeard (IanMcShane) y acompaña a Jack Sparrow (Johnny Depp) en la pugna por encontrar la fuente de la eterna juventud.

Geoffrey Rush repite su papel de Barbossa, complemento de Sparrow, con Jerry Bruckheimer de nuevo como productor de la serie de gran taquilla y el cineasta de "Chicago", Rob Marshall, como director.

En cuanto a Depp, este rió a la pregunta de si le preocupaban los críticos que tienen fama de severos en el Festival Cinematográfico de Cannes.

Depp dijo que su familia, la actriz francesa Vanessa Paradis, así como los hijos de ambos, son los únicos críticos que necesita.

"Mi familia ha visto muchas más de mis películas que yo", dijo. "Ellos han sido ángeles en este proceso, porque comencé de manera secreta a probar los personajes en ellos para ver cuáles serían sus reacciones. Cuando mi hija era pequeña, jugábamos con sus muñecas y yo comenzaba a hacer voces. Al final me decía 'ya para''', agregó.

"Ellos van al cine y ven las cintas, y básicamente, puedo decir por su reacción si actué bien o no. Soy muy afortunado en este aspecto. A la fecha parece que las disfrutan. Mis hijos no me han despedido".

Y en cuanto a los críticos de Cannes, "sí, siempre he temido a los críticos", dijo Depp, de 47 años. "En verdad me espantan".