La titular de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, cuestionó hoy la decisión de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de rechazar la apertura de archivos secretos de ese país sobre la última dictadura argentina (1976-1983).

"Nos produce mucho desagrado la noticia", dijo en declaraciones a la agencia oficial Télam la presidenta de la organización humanitaria, que pide la apertura de los archivos para esclarecer casos de apropiación de hijos de desaparecidos durante el régimen de facto.

La Cámara de Representantes rechazó este viernes por mayoría una iniciativa para abrir los archivos secretos impulsada por el demócrata Maurice Hinchey.

Carlotto se mostró particularmente molesta frente a expresiones de Mick Rogers, presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, quien se opuso a la reapertura de los archivos.

Según Carlotto, Rogers fundamentó su posición en que la divulgación de los documentos secretos sería "una distracción de tiempo y de recursos para los organismos estadounidenses de espionaje, que necesitan concentrar esfuerzos en desmantelar a organizaciones como Al Qaeda".

Carlotto dijo que las expresiones de Rogers fueron "agresivas" y "ofensivas" y que la negativa de la Cámara de Representantes impide "arrojar luz sobre los cientos de niños argentinos que fueron robados y que nacieron en cautiverio" durante la última dictadura militar.

La titular de las Abuelas de Plaza de Mayo, institución que ya logró restituir su identidad a 103 de los casi 500 bebés apropiados ilegalmente durante la dictadura, planea reunirse el lunes próximo con autoridades de la Cancillería argentina para estudiar los pasos a seguir tras el rechazo de la Cámara de Representantes.