El presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, ha destituido a varios altos cargos de instituciones del Estado favorables a Laurent Gbagbo, informaron hoy los medios locales en sus páginas web.

Los destituidos se habían mostrado y actuado manifiestamente a favor de Gbagbo durante los cinco meses de crisis institucional y conflicto armado que siguieron a las elecciones presidenciales marfileñas del 28 de noviembre pasado.

Tras los comicios, Gbagbo, que llevaba diez años en la Presidencia, se negó a reconocer la victoria de Ouattara y trató, con el respaldo de los militares y de la Policía, de mantenerse en el poder, pese al reconocimiento internacional de Ouattara como presidente.

Entre los destituidos están Laurent Dona Fologo, presidente del Consejo Económico y Social, y Tia Kone, presidente del Tribunal Constitucional, que serán sustituidos por Marcel Zadi Kassy y Mamadou Kone, respectivamente, según el decreto, recogido hoy por el periódico digital Abidjan.net.

Ouattara destituyó también a dos miembros del Consejo Constitucional, Daligou Monoko Jacques André y Tano Kouakou Félix, reemplazados François Guei y Hyacinthe Cabogo Sarassoro.

El mismo decreto confirma el nombramiento del exprimer ministro Charles Konan Banny como presidente de la Comisión Diálogo, Verdad y Reconciliación, cuya creación Ouattara había anunciado previamente.

Por otra parte, el presidente Ouattara nombró a Henriette Dagri-Diabaté Gran Canciller del Orden Nacional, cargo ocupado anteriormente por Issouf Kone.

Ouattara regresó a Abiyán el viernes por la noche, tras una visita de 48 horas a Senegal para entrevistarse con el presidente de este país, Abdoulaye Wade.