Las fuerzas antiterrorismo de Indonesia mataron el sábado a dos supuestos guerrilleros durante una redada antes del amanecer en Java Central, informó un portavoz de la policía.

Un vendedor de arroz murió en el fuego cruzado durante la redada que se efectuó en la madrugada en el distrito de Sukoharjo, dijo el coronel Boy Rafli Amar, vocero de la policía nacional.

Amar identificó a los sospechosos como Sigit Qurdowi, un líder de un poco conocido grupo de combatientes islamistas llamado Hisbah, y su guardaespaldas, Hendro.

El portavoz dijo que los sospechosos son dos de los fugitivos que las autoridades buscan por el ataque en contra de una iglesia ocurrido en Java Central el año pasado. Agregó que las autoridades creen que los dos hombres también tenían vínculos con una red terrorista en distrito de Cirebon, en Java Oriental.

"Ellos han planeado ataques en contra de la policía", dijo Amar, quien agregó que los dos supuestos guerrilleros se resistieron al arresto.

Varias personas sospechosas de terrorismo han sido arrestadas luego del ataque suicida del mes pasado en una mezquita en Cirebon que dejó un saldo de 30 personas heridas, en su mayoría policías.

Indonesia, el país con mayor población musulmana del mundo, ha enfrentado a los guerrilleros extremistas desde 2002, cuando un grupo de combatientes vinculados con la red terrorista al-Qaida atacó dos centros nocturnos en la isla Bali y causó la muerte de 202 personas, muchas de ellas turistas extranjeros.