Los precios de las acciones cerraron el viernes a la baja al reavivarse las preocupaciones sobre la crisis financiera de Europa.

Algunas señales de que los problemas de deuda de Europa son mayores a los pronosticados inicialmente, pusieron boca abajo a los mercados financieros, enviando al dólar al alza casi 1% y borrando las ganancias obtenidas por el mercado bursátil durante la semana. Temores de una profundización en la crisis financiera eclipsaron los reportes de que los consumidores están sintiendo más confianza en la economía de Estados Unidos y en que la inflación sigue bajo control. Los precios al consumidor subieron 0,4% en abril, reportó el Departamento del Trabajo. La cifra estuvo dentro de lo esperado por los economistas.

El promedio industrial Dow Jones perdió 100,17 puntos, o 0,8%, para cerrar a 12.595,75. El índice S&P 500 cayó 10,88 unidades o 0,8%, a 1.337,77, mientras que el indicador compuesto Nasdaq retrocedió 35,57 puntos o 1,2%, a 2.828,47. Con las pérdidas del viernes, el Dow y el S&P terminaron la semana a la baja.

Las emisoras financieras fueron las de mayor retroceso en la semana, seguidas de las compañías de materiales y energía. Tanto el Bank of America Corp. como el JPMorgan Chase & Co. bajaron 2% el viernes.

Las empresas del sector de energía son las que más han caído en mayo. Exxon Mobil Corp. ha perdido 8% hasta ahora en el mes.

El Dow cayó 0,3% en la semana y 1,7% en el mes. El Nasdaq permaneció sin cambio en la semana y ha bajado 1,6% en el mes.

El índice Russell 2000, el cual refleja el comportamiento de las emisoras de empresas pequeñas, terminó la semana con una ganancia de casi 0,3%, pero en el mes ha perdido 3,42%.

Más de dos emisoras subieron por cada una que perdió terreno en la Bolsa de Valores de Nueva York, donde el volumen fue de 3.500 millones de acciones negociadas.

Además del incremento en el valor del dólar, otras varias fuerzas han llevado a la caída reciente de los precios de las materias primas. Un requerimiento de que los comerciantes respalden sus posturas sobre plata con más efectivo detonó una liquidación en los metales, lo cual, según algunos comerciantes, se extendió a otros mercados. Los reportes de la semana sobre una debilidad en la demanda de petróleo y un incremento en los suministros tanto de crudo como de gasolina empujaron a la baja los precios de los energéticos. Los inventarios estadounidenses de petróleo se han incrementado a su nivel más alto desde mayo del 2009.

El crudo de referencia para entrega en junio cerró en 99,65 dólares por barril, un aumento de 68 centavos, en la Bolsa Mercantil de Nueva York. En el mercado ICE de Londres, el Brent del Mar del Norte subió 85 centavos, a 113,83 dólares.

Entretanto, apostar a la debilidad del dólar ha sido una medida popular. Durante la mayor parte del año, los comerciantes compraron materias primas y vendieron dólares.

La repentina fortaleza del dólar ha ocasionado que reviertan esas apuestas. "Ese ha sido el mayor comercio", comentó Dan Greenhaus, jefe de estrategia económica de Miller Tabak. "Y se está deshaciendo", agregó.

La desventaja: a la larga un dólar fuerte encarece los productos de Estados Unidos para los compradores extranjeros. Disminuyen las exportaciones.

Las acciones de los países que utilizan el euro cayeron después de que la Unión Europea advirtió que las enormes deudas de Grecia, Irlanda y Portugal serán mayores a lo que se pensó inicialmente.

El índice bursátil alemán DAX cerró el viernes con una pérdida de 0,6%, a 7.403,31 puntos. El indicador francés CAC-40 bajó 0,1%, a 4.018,85, mientras que el índice británico FTSE 100 descendió 0,3%, a 5.925,87 unidades.

El euro se desplomó a 1,4163 dólares, después de estarse cotizando hasta en 1,4338 por la mañana.

En Japón, el indicador Nikkei 225 cayó 0,7%, a 9.648,77 puntos.

____

Internet:

Bolsa de Nueva York: http://www.nyse.com

Bolsa Nasdaq: http://www.nasdaq.com