El alemán Stefan Bradl (Kalex) logró el mejor tiempo en los primeros entrenamientos libres de Moto2 del Gran Premio de Francia que comenzó hoy en el circuito de Le Mans.

El español Julián Simón (Suter) fue quinto con 1:39.598 por 1:39.150 del piloto germano, líder del mundial de Moto2.

La sesión estuvo marcada por numerosas caídas. Entre ellas, la de los españoles Marc Márquez (Suter), que al final fue noveno con 1:39.764, y Pol Espargaró (FTR), decimoquinto con 1:40.051, después de que Ricard Cardús (Moriwaki), decimoctavo con 1:40.311, también se fuera al suelo en la curva de "Le Chemin aux beufs" y dejara aceite sobre el asfalto.

Aleix Espargaró (Kalex) se clasificó en la octava plaza, el segundo mejor español, con 1:39.755.