El Tribunal Electoral de Bolivia convocó para octubre a elecciones de magistrados del Poder Judicial que por primera vez serán por voto ciudadano, en medio de una fuerte polémica política.

La convocatoria para la elección de 56 magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, Tribunal Constitucional, Tribunal Agroambiental y Consejo de la Magistratura fue presentada el viernes en presencia del presidente Evo Morales.

Los candidatos serán nominados por la Asamblea Legislativa de mayoría oficialista, lo que previsiblemente daría ventaja al gobierno de Morales, según advirtieron opositores y expertos.

De esa elección surgirá el Tribunal Constitucional que podría dirimir una eventual reelección de Morales en 2015. El mandatario anticipó su deseo de reelegirse pero opositores y algunos expertos opinaron que no está habilitado para una segunda reelección.

El texto constitucional señala que el presidente puede ser reelecto "por una sola vez de manera continua" y que los mandatos anteriores a la nueva constitución de 2009 "serán tomados en cuenta".

Morales dijo antes que al haber instaurado un Estado Plurinacional con nueva constitución en 2009, su primer mandato, iniciado en 2006 no cuenta. El mandatario fue reelecto en 2009 y en 2010 inició su segunda gestión, que para los oficialistas sería la primera.

El viernes Morales no se refirió al tema. Sostuvo en cambio que Bolivia "será un país modelo en la implementación de una nueva justicia" y aseguró que el "voto del pueblo dignificará" a la magistratura. Señaló además que la elección de jueces por sufragio universal es un paso hacia la "descolonización del Poder Judicial".

La justicia no tiene buena imagen en Bolivia. Los poderes Legislativo y Ejecutivo tenían antes la potestad de designar magistrados y los procedimientos no siempre eran transparentes.

A la polémica sobre la designación de los candidatos se suma la prohibición de hacer propaganda por los medios de comunicación, lo que es cuestionado por organizaciones privadas como limitaciones a la libertad de información.

"No habrá padrinazgos políticos ni ventajas mediáticas para ser electos, así se podrá garantizar una justicia independiente", dijo Morales.

El presidente del Tribunal Electoral, Wilfredo Ovando, garantizó el viernes la libertad de información durante la etapa de campaña "sin discriminación, ni exclusiones y otorgando oportunidades a todos" los candidatos.