Con el arco invicto, Vélez Sarsfield y Peñarol cosecharon sólidas victorias en los choques de ida por los cuartos de final de la Copa Libertadores, con lo cual se vislumbra una batalla rioplatense entre esos dos equipos para las semifinales.

Vélez de Argentina venció 3-0 a Libertad de Paraguay y Peñarol de Uruguay 2-0 a Universidad Católica de Chile, en ambos casos aprovechando la localía; Santos de Brasil doblegó como visitante 1-0 a Once Caldas de Colombia y Jaguares de México igualó en su reducto de Chiapas 1-1 con el también paraguayo Cerro Porteño.

Si bien faltan los desquites, si se mantienen estos resultados las semifinales serían hasta ahora entre Vélez-Peñarol y Santos-Cerro Porteño, en este caso porque el equipo paraguayo tiene ventaja sobre Jaguares por su gol de visitante.

Dos dianas de Juan Manuel Martínez y otra de Maxi Moralez le dieron a Vélez un cómodo triunfo que le permite ir tranquilo al desquite del jueves en Asunción, donde Libertad se verá obligado a abandonar el juego mezquino que desplegó en Buenos Aires.

"No vamos a ir tranquilos a Asunción", dijo el "Burrito" Martínez. "Hay que hacer un esfuerzo más ya que así como hicimos tres, Libertad también puede hacerlos".

Vélez, campeón de América en 1994, hizo de local en la cancha de Boca Juniors ya que su estadio fue suspendido por una fecha por el uso de pirotecnia de sus hinchas en la fecha pasada del campeonato Clausura, que lidera con cuatro puntos más que su escolta Godoy Cruz.

Peñarol aprovechó dos regalos que le hizo el arquero de la Católica, Paulo Garcés, para quedarse con una victoria con goles de Juan Manuel Olivera y el argentino Alejandro Martinuccio.

En el primer tanto, Garcés chocó con un compañero, la pelota se le escurrió entre las manos y Olivera la mandó adentro.

En el cuarto minuto adicional, Garcés trató de embolsar una pelota fácil y otra vez sus guantes parecieron estar enjabonados para felicidad de Martinuccio, quien capturó el rebote y la mandó adentro.

"Acá ganamos todos y perdemos todos, pero obviamente que me siento culpable por la derrota", dijo Garcés. "En primer gol debí haberle dado un golpe de puño a la pelota y en el segundo la pelota me pica mal, rápido y no la puedo embolsar".

El desquite se jugará el jueves en el estadio San Carlos de Apoquindo, en Santiago de Chile.

Santos fue el único equipo que ganó como visitante, al Caldas en Manizales, con gol del volante Alan Patrick tras aprovechar un excelente pase del atacante Neymar, quien volvió a hacer gala de fantásticas jugadas que reafirman que en un futuro dará que hablar en el balompié internacional.

Este duelo, cuyo desquite será el miércoles, fue el único entre campeones: Santos alzó ese trofeo en 1962/63 de la mano de Pelé, mientras Caldas se consagró en 2004 cuando hizo vibrar a Manizales en el último partido final con el argentino Boca Juniors.

Jaguares, gran sorpresa de esta Libertadores ya que es debutante absoluto, se salvó de una derrota ante Cerro en la agonía del partido gracias a Antonio Pedroza, quien salió de la banca y anotó un gol de último minuto con un cabezazo tras centro de Guillermo Rojas.

"Sacamos el resultado; fue bueno el gol, pero no hay que hacer una fiesta por esto", dijo Pedroza, de 20 años, un jugador inglés pero de ascendencia mexicana.

El delantero argentino Jonathan Fabro anotó el gol de Cerro al promediar la segunda etapa, en un partido cuyo empate deja mejor parado al "Ciclón" paraguayo para el encuentro de vuelta del jueves en Asunción.