El presidente de Ferrari, Luca di Montezemolo, amenazó con la posibilidad de crear una serie rival a la Fórmula Uno a partir de 2013, en medio de los intentos de la empresa matriz de la escudería de apoderarse del deporte junto con News Corp.

La firma privada de capital CVC Capital Partners, dueña de los derechos comerciales de la Fórmula Uno desde 2006, ya recibió un acercamiento de News Corp. y la empresa Exor, accionista mayoritaria de Ferrari.

El Acuerdo Concorde entre los dueños de los derechos comerciales, la FIA y los equipos de la Fórmula Uno expira al final de la temporada de 2012.

"El contrato expira al final de 2012, así que en teoría CVC no es dueño de nada", dijo Di Montezemolo en una entrevista con CNN.

Los equipos podrían crear su propia serie, una amenaza que presentaron en 2009 durante su disputa con el entonces presidente de la FIA, Max Mosley, por su decisión de reducir costos en la Fórmula Uno.

"Tenemos tres alternativas", señaló Di Montezemolo. "Renovamos con CVC o, en teoría, como hicieron los equipos de básquetbol en Estados Unidos con gran éxito, creamos nuestra propia compañía como la NBA para administrar las carreras, los derechos de televisión y demás. Y, tercero, encontramos un socio distinto".

Exor tiene el 30% de las acciones de la firma automotriz Fiat, a su vez el dueño mayoritario de Ferrari.