La Asociación de Fútbol acusó al entrenador del Manchester United Alex Ferguson de conducta impropia por comentarios que hizo sobre el árbitro Howard Webb.

La asociación dijo que los cargos se relacionan con comentarios hechos el viernes pasado, dos días antes de que Webb dirigiera el encuentro del Manchester United en contra del Chelsea.

El organismo no especificó cuáles fueron los comentarios, pero Ferguson dijo a reporteros que su "mayor temor" era un mal arbitraje en el encuentro.

El Manchester United venció 2-1 al Chelsea para ponerse a un punto de llevarse el título de la Liga Premier.

Ferguson tiene hasta el lunes a las 4 de la tarde de Londres para responder a las acusaciones.

El escocés ha cumplido una suspensión de cinco partidos por cuestionar la integridad del árbitro Martin Atkinson luego de perder contra el Chelsea en marzo.