El mercado de Wall Street terminó el jueves una jornada de marcadas oscilaciones con ganancias modestas gracias a una ligera recuperación en las materias primas y a un repunte en las compañías que producen bienes básicos como alimentos y bebidas.

Las compañías relacionadas con la atención médica y con los productos básicos de consumo tuvieron el mejor desempeño debido en parte al temor de que los altos precios de la gasolina mermen el gasto del consumidor y las ganancias empresariales. Coca-Cola, McDonald's y Kraft Foods figuraron entre los mayores ganadores del día.

Las ventas al menudeo en Estados Unidos aumentaron 0,5%, pero la cifra descendió a 0,2% con la exclusión del precio de la gasolina. La carestía en los combustibles también favoreció a los precios mayoristas — el monto que las compañías pagan por mercancías — que subieron 0,8% en abril, informó el gobierno.

El mercado "está atento para ver la magnitud en que los altos precios de la energía desplazan al consumo en términos más generales", dijo Andrew Goldberg, estratega en JP Morgan Funds.

El promedio industrial Dow Jones avanzó 65,89 puntos, el 0,5%, a 12.695,92. El índice Standard & Poor's 500 subió 6,57 unidades, el 0,5%, a 1.348,65 y el compuesto Nasdaq ascendió 17,98 enteros, el 0,6%, a 2.863,04. El Dow se recuperó de una pérdida de 93 puntos en las operaciones matutinas.

Dos acciones ganaron por cada una de perdió en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen consolidado fue de 3.700 millones de títulos.

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos informó que las solicitudes de prestaciones por desempleo disminuyeron la semana pasada a 434.000, ligeramente menos de lo esperado por el grueso de los economistas. Ese reporte contribuyó también a las pérdidas matutinas del mercado.

La cotización del crudo se recuperó de cuantiosas pérdidas en el día y terminó con una ganancia de casi 1%, pero siguió abajo de los 100 dólares el barril. Entre las materias primas que también avanzaron se encuentran el cobre y la oro.

Los bonos del gobierno estadounidense y el dólar descendieron debido a que los inversionistas prefirieron quedarse con acciones, materias primas y otros activos de más riesgo. El billete verde bajó 0,2% ante una canasta de seis divisas, y el rendimiento del bono a 10 años aumentó de 3,16 a 3,23%. El rendimiento de los bonos sube cuando sus precios bajan.

Los buenos resultados en Wall Street contrastaron con la situación en otras bolsas del mundo. El índice británico FTSE 100 perdió 0,5%, el alemán DAX descendió 0,7% y el CAC-40 de Francia bajó 0,9%.

En Asia, el parámetro japonés Nikkei 225 se desplomó 1,5% y el Hang Sang de Hong Kong retrocedió 0,9%.