Un grupo de rebeldes curdos atacó una estación policial la noche del miércoles y mató a dos oficiales, informó la agencia de noticias estatal Anatolia.

La agencia dijo que los rebeldes pertenecientes al Partido de Trabajadores de Kurdistan (PKK) dispararon contra los agentes que resguardaban la estación policial de Silopi, un pueblo de mayoría curda. Las dos víctimas fallecieron en la madrugada del jueves en un hospital.

La semana pasada, miembros del PKK dispararon contra un vehículo policial que escoltaba al primer ministro Recep Tayyip Erdogan durante una actividad de campaña electoral en una ciudad norteña y murió un policía.

El PKK ha luchado por autonomía para los curdos desde 1984.

El líder del grupo actualmente en prisión advirtió que se producirá mayor violencia después de las elecciones de Turquía el 12 de junio si el gobierno se niega a negociar con los rebeldes.