La Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey se ha visto forzada a cambiar el diseño de la principal torre del World Trade Center (WTC) de Nueva York ante los problemas técnicos que acarreaba cubrir el gigantesco edificio de paneles de cristal prismático, informó hoy el diario The New York Times.

Hasta ahora se habían gastado ya 10 millones de dólares en la fabricación y colocación de los paneles de cristal que iban a forrar la Torre 1 del WTC neoyorquino, un total de 2.000 piezas que habrían creado una "dinámica y resplandeciente fachada de cristal", en palabras del propio arquitecto, según recordó el diario.

El enorme rascacielos, que alcanza ya 65 de los 104 pisos que tendrá cuando esté terminado, está formado por una gran base de hormigón y según ese rotativo, los paneles de cristal parecían "una solución elegante a un enorme problema": Que la fortificada Torre 1 "no pareciese un búnker".

Sin embargo, la fase en pruebas del diseño del edificio "ha dejado claro que los paneles de cristal prismático (cuyas caras no son paralelas entre sí) tienen demasiados problemas técnicos y con un coste que no es eficiente", explicó a ese rotativo el portavoz de la Autoridad Portuaria, John Kelly, quien aseguró que la institución "está ultimando un diseño que será mucho más práctico".

Según el rotativo, la construcción a gran escala de esos paneles ha demostrado grandes dificultades, principalmente porque realizar ese acabado prismático deja los cristales frágiles y proclives a roturas.

El edificio, cuya fecha de inauguración continúa prevista para enero de 2014 a pesar de los inconvenientes con su diseño, se enfrenta según el rotativo al "problema inherente en este proyecto de 3.200 millones de dólares: Cómo crear un rascacielos que sea icónico y resistente a ataques terroristas, y a la vez contener su coste".

Esta no es la primera vez que las tareas de reconstrucción de la "zona cero" sufren problemas por la necesidad de reforzar sus instalaciones ante posibles atentados terroristas, ya que en febrero pasado se conoció que el intercambiador de transportes diseñado por el arquitecto español Santiago Calatrava costará 180 millones de dólares más de lo previsto por la necesidad de utilizar más acero y proteger así a la estación de un posible ataque.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agreganos en facebook.com/foxnewslatino