El comisionado de Grandes Ligas, Bud Selig, se reunió con el dueño de los Dodgers de Los Angeles, Frank McCourt, pero no dio una fecha para aprobar un acuerdo de televisión con Fox por 3.000 millones de dólares que evitaría que el equipo se quede sin dinero a fin de mes.

Selig y McCourt se reunieron el miércoles, cuando los dueños de equipos comenzaron una reunión de dos días en las oficinas de Grandes Ligas.

Selig colocó a los Dodgers bajo sindicación el mes pasado, y el administrador Tom Schieffer tiene que aprobar cualquier gasto mayor a 5.000 dólares.

Las autoridades del béisbol creen que los Dodgers no tienen suficiente dinero para pagar su nómina a fin de mayo. McCourt ha dicho que el acuerdo de televisión le pagaría al equipo 300 millones de dólares por adelantado.

"Estamos tratando de avanzar lo más rápido posible", afirmó Selig el jueves.

El bufete legal y personal de Grandes Ligas están examinando las finanzas de los Dodgers desde el momento en que McCourt compró la franquicia en 2004, incluyendo acusaciones que surgieron durante el juicio de divorcio de McCourt de que tanto él como su esposa Jamie McCourt usaron al equipo para financiar su vida de lujos.

Si McCourt no puede pagar los salarios, Grandes ligas se encargaría de hacerlo. Los jugadores reciben unos 8,25 millones de dólares quincenales. Grandes Ligas podría tratar de obligar a McCourt para vender el equipo.

McCourt ha criticado a Selig por no aprobar el acuerdo de televisión, que el equipo presentó por primera vez el año pasado. McCourt recibió un préstamo de Fox por 30 millones de dólares este año.