La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, canceló el viaje que tenía previsto realizar el domingo a Paraguay por indicación médica, informó el jueves el gobierno.

La oficina de prensa de la presidencia indicó que los médicos sugirieron a la gobernante desistir del viaje en el que tenía previsto encontrarse con su colega Fernando Lugo porque no está completamente recuperada de una neumonía que sufrió dos semanas atrás.

Desde que fue diagnosticada con el mal, la presidente ha tenido un ritmo de trabajo reducido y ha hecho escasas apariciones públicas.

Rousseff tenía previsto participar el domingo en las conmemoraciones del bicentenario de la independencia de Paraguay durante la visita. Según la presidencia, la gobernante estará representada por el presidente del Senado, José Sarney, y el ministro de Relaciones Exteriores, Antonio Patriota.

La oficina de prensa indicó que el encuentro de Rousseff con Lugo será reprogramado en una fecha aún sin definir.