Las refinerías occidentales de Cardón y Amuay, las mayores del país, sufrieron el jueves una paralización parcial a consecuencia de una falla eléctrica, pero que no afectó los suministros de combustibles, informó el gobierno.

Algunas unidades de las refinerías de Cardón y Amuay, que integran el Centro de Refinación Paraguaná (CRP), sufrieron la paralización a raíz del problema que se produjo a las 11:13 AM, indicó la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) en un comunicado.

La falla originó "la paralización de los turbogeneradores I y II de Genevapca, afectando varios procesos del Centro de Refinación Paraguaná", ubicado en el estado occidental de Falcón, precisó la empresa.

El servicio eléctrico en el CRP fue restablecido completamente a las 14:14 horas.

Tras la recuperación del flujo eléctrico los trabajadores de las dos refinerías ejecutan el "protocolo de arranque seguro" de las unidades afectadas para recuperar la normalidad de las operaciones del CRP, informó la corporación.

Un comité de PDVSA inició una investigación para determinar las causas de la falla eléctrica.

La corporación estatal aseguró que los suministros de combustible locales e internacionales están garantizados a pesar de la paralización parcial del complejo petrolero.

"El circuito refinador venezolano cuenta con suficiente inventario de productos para cumplir con los compromisos establecidos", agrega el comunicado.

En el CRP se procesan diariamente unos 900.000 barriles de crudo y 200.000 barriles de gasolina.