El predicador evangélico Billy Graham está de buen ánimo, viendo televisión y bromeando en el hospital donde fue internado con neumonía, dijo el jueves personal médico.

Un vocero del Mission Hospital en Asheville dijo que el paciente de 92 años estaba en buenas condiciones.

El pulmonólogo Shaw Henderson dijo que la temperatura de Graham era normal. Henderson lo alentó a reanudar la terapia física y otras actividades normales.

No se determinó la fecha para dar de alta al paciente, que ha sido confidente de presidentes y uno de los líderes cristianos más influyentes del siglo pasado.

Graham fue al hospital el miércoles con problemas respiratorios y tos.

Su hijo, Franklin Graham, se encuentra en Corea del Norte y no tiene planes de regresar ahora.