La cifra semanal de solicitudes del subsidio por desempleo en Estados Unidos descendió en 44.000 y se situó la semana pasada en 434.000, contrarrestando así un agudo incremento a comienzos de abril, informó hoy el Departamento de Trabajo.

Después de que se registrara una cifra de 478.000 solicitudes en la semana anterior, la mayoría de los analistas había calculado que la que cerró el sábado día 7 contabilizaría unas 428.000 peticiones.

El promedio de solicitudes en cuatro semanas, un indicador más claro de la tendencia, subió en 4.500 y se situó en 436.750, la cifra más alta desde noviembre pasado.

En la semana que cerró el 30 de abril la cifra de personas que percibían el subsidio pagado por los Estados federados se incrementó en 5.000 y llegó a 3,76 millones, según el informe del Gobierno.

El subsidio por desempleo cubre habitualmente 26 semanas pero desde 2008 y ante la profunda recesión registrada en EEUU, el Gobierno federal instituyó programas que prorrogan las ayudas para los desempleados.

En la semana que concluyó el 23 de abril había 7,98 millones de personas que recibían subsidio de los Estados o amparados en los programas federales, esto es, 31.247 menos que en la semana anterior.

Esta fue la primera vez en varios años que esta cifra estuvo por debajo de los ocho millones.

Según datos oficiales, la tasa de desempleo en EEUU se situó en abril pasado en el 9 por ciento.