El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió hoy una investigación independiente sobre la posible participación de las autoridades kosovares en el tráfico de órganos, según alegaciones recogidas en un informe del Consejo de Europa y que Serbia ya pidió investigar.

"Es preciso realizar una investigación precisa, imparcial e independiente de esas graves acusaciones, con un sólido programa de protección de testigos y con la plena cooperación de todas las partes competentes", señala Ban en su último informe sobre Kosovo, estudiado hoy por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Ban detalla además que la misión del organismo internacional en Kosovo (Unmik) está "dispuesta a prestar toda su cooperación en cualquier investigación que pueda llevarse a cabo" sobre el asunto.

En ese sentido, respalda "la investigación preliminar sobre la cuestión" que inició Eulex, la misión policial y jurídica de la Unión Europea (UE) para Kosovo y asegura haber "tomado nota" de las alegaciones que han llevado a la actuación del cuerpo europeo.

El secretario general hizo así referencia al informe del Consejo de Europa que implica a dirigentes de Kosovo en una red de delincuencia organizada que se dedicaba al contrabando de drogas, tráfico de órganos y asesinato.

Ese documento habla concretamente de que un sector de la antigua guerrilla albanokosovar, liderada entonces por el actual primer ministro en funciones de Kosovo, Hashim Thaci, controló durante y después del conflicto con Serbia el narcotráfico y una red de extracción de órganos a presos serbios, que operaba desde Albania.

El Consejo de Seguridad dedicó hoy una completa reunión a Kosovo y a la misión que la ONU tiene allí destinada, en la que también participaron los ministros de Exteriores de Kosovo, Enver Hoxhaj, y de Serbia, Vuk Jeremic.

Jeremic reiteró ante el máximo órgano internacional de seguridad la voluntad de Belgrado de que el Consejo de Seguridad "actúe" ante las acusaciones del tráfico de órganos y cree "un mecanismo" para tal efecto.

"Ninguna institución existente puede conducir una investigación completa o asegurar la colaboración en ella de todas las partes. Sólo un mecanismo creado por el Consejo de Seguridad puede conseguirlo y, sin ello, cualquiera de los responsables quedará libre", dijo.

El ministro serbio indicó así que "no se hará justicia si cualquiera que esté implicado en esa atroz trama no responde por sus hechos debido a las limitaciones jurisdiccionales o de algún mandato", y declaró que Eulex no tiene la capacidad de conducir investigación alguna sobre el asunto.

El ministro kosovar indicó que su Gobierno sí considera que Eulex puede llevar a cabo una investigación "cuanto antes" de esas alegaciones y aseguró que la Administración kosovar está dispuesta "a colaborar en todo lo que sea necesario".

El representante del Reino Unido ante la ONU, Philip Parham, defendió en la reunión que la investigación sobre el tráfico de órganos sea llevada a cabo por Eulex, algo por lo que también apostó el embajador francés, Gérard Araud, presidente de turno del Consejo de Seguridad, quien destacó que ya está en marcha "una investigación imparcial e independiente" por parte de esa misión europea.

Ban destaca en su informe trimestral el papel jugado por la Unmik para que continúe el diálogo entre Belgrado y Pristina, algo que coincidieron en respaldar los delegados serbios y kosovares, y que la mayoría de los miembros del Consejo aseguró que marca el camino que se debe seguir en el futuro.