Amnistía Internacional (AI) manifestó el jueves preocupación por los ataques y actos de intimidación que sufrieron activistas venezolanos de derechos humanos, así como los procesos por motivaciones políticas que emprendieron las autoridades locales contra algunos críticos del gobierno.

En su informe anual la organización internacional llamó la atención sobre los casos de los activistas Rocío San Miguel y Víctor Martínez, quienes en hechos separados sufrieron el año pasado actos de intimidación y ataques que no fueron investigados por las autoridades.

AI, que tiene su sede en Londres, también expresó inquietud por los procesos con motivaciones políticas que se emprendieron contra dirigentes opositores, sindicalistas y el dueño de un medio crítico del gobierno, hechos que fueron considerados como "represión de la disidencia".

Entre los casos citados por la organización está el de la jueza detenida María Lourdes Afiuni; el ex gobernador Oswaldo Alvarez Paz; el presidente del canal local Globovisión, Guillermo Zuloaga, quien huyó del país a mediados del 2010 y pidió asilo en Estados Unidos; y el sindicalista Rubén González, quien logró la libertad condicional en marzo pasado tras un año y medio de reclusión.

"La seguridad pública siguió suscitando gran preocupación", dijo Amnistía al referirse al alto índice de homicidios que hay en el país.

Venezuela es considerado unos de los países más peligrosos de la región con una tasa de homicidios que alcanzó el año pasado la cifra de 48 por cada 100.000 habitantes, según cifras oficiales.

Al referirse al tema de la inseguridad AI alertó sobre las denuncias de participación de policías en homicidios y desapariciones forzadas.

Asimismo, la organización alertó sobre la situación de violencia que impera en las cárceles venezolanas que inclusive despertó la inquietud de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

AI refiere en el informe que entre enero y noviembre del año pasado se documentaron 352 casos de muerte y 736 de lesiones, según las organizaciones locales de derechos humanos.