El fabricante japonés Toyota, líder mundial del motor, anunció hoy que en el año fiscal concluido en marzo logró un beneficio neto de 408.100 millones de yenes (3.504 millones de euros), el doble que el ejercicio anterior.

Las ventas de la multinacional entre abril de 2010 y marzo de 2011 supusieron 18,9 billones de yenes (163.120 millones de euros), un 0,2 por ciento más que el ejercicio anterior, al tiempo que comercializó 7,3 millones de vehículos en el mundo, 71.000 unidades más.

El beneficio operativo o por actividad ordinaria de Toyota Motor supuso 468.200 millones de yenes (4.021 millones de euros), frente a 147.500 millones de yenes (1.266 millones de euros) del pasado ejercicio.