El multimillonario mexicano Carlos Slim, considerado uno de los hombres más ricos del mundo, tendrá un 1 % de CaixaBank cuando la caja de ahorros La Caixa transfiera su negocio bancario a ese nuevo grupo financiero, que estará entre los cuatro mayores de España.

Así lo publican hoy los diarios españoles "La Vanguardia" y "El País" en sus respectivas ediciones, si bien fuentes de La Caixa, con sede central en Barcelona (noreste de España), declinaron hoy hacer declaraciones al respecto.

Slim, con una fortuna valorada en 51.000 millones de dólares y el control de empresas como la telefónica mexicana Telmex, es uno de los socios estratégicos de La Caixa, ya que juntos controlan la sociedad Inbursa GF, que se dedica al negocio asegurador y la banca minorista en México, según las citadas fuentes.

El empresario mexicano ya ha iniciado la compra de acciones a través de una sociedad controlada por el multimillonario denominada Carso, y la previsión es que alcance el 1%, con lo que será uno de los socios privados más destacados del nuevo banco.

Estas acciones serían de Criteria, el "holding" de participadas de La Caixa, pero está previsto que esta sociedad haga un traspaso de activos con La Caixa y se convierta en CaixaBank en agosto próximo, algo que se aprobará en la junta de accionistas que tendrá lugar mañana, jueves.

La entrada de Slim, que cambia poco el esquema de la nueva CaixaBank, supone un espaldarazo del sector privado a la creación de este grupo financiero.

La creación de la nueva entidad se enmarca en el proceso de reestructuración del sector español de la cajas de ahorros, muy endeudado debido, especialmente, al derrumbe del sector inmobiliario nacional.

La reordenación del mapa de cajas, impulsado por el Gobierno español, es una de las exigencias que las instituciones internacionales han planteado con más insistencia para reactivar el crédito en España.