El presidente chileno, Sebastián Piñera, alertó hoy del riesgo de que el país sufra apagones a fines de esta década y criticó a aquellos que se oponen a todos los proyectos de generación eléctrica, a propósito de la iniciativa para construir cinco represas en la Patagonia.

"Si no tomamos las decisiones hoy día, estamos condenando a nuestro país a un apagón hacia fines de esta década", advirtió Piñera, en su primera declaración pública sobre la aprobación, hace dos días, del estudio de impacto ambiental de HidroAysén.

Este megaproyecto, criticado por movimientos ecologistas y ciudadanos, impulsado por Endesa Chile, filial de Endesa España, y Colbún, supondrá la inundación de 4.010 hectáreas en la Patagonia chilena y generará una media anual de 18.430 gigavatios por hora.

Durante su intervención este miércoles en un seminario sobre construcción, celebrado en un centro de convenciones de Santiago, el mandatario aseguró que quienes "creen que oponiéndose a todo y a todo tipo de energía están haciendo algo por la patria" están "profundamente equivocados".

El año pasado, y ante la presión ciudadana, Piñera intervino para frenar la central térmica de Barrancones, de la francesa GDF Suez, que se iba a construir cerca de un santuario de la naturaleza, en el norte del país, donde desarrollan su actividad decenas de empresas mineras.

Hoy, Piñera reiteró que el país necesita duplicar su capacidad de generación eléctrica en los próximos diez años para sostener un crecimiento del 6 %.

El mandatario se comprometió a "impulsar con toda la fuerza" las energías limpias y renovables, que actualmente representan el 3 % de la matriz energética. "Pero no son suficientes. Tenemos que buscar otras fuentes de energía", remarcó.

"Necesitamos una energía más segura, para no enfrentar riesgos de apagones. Y más económica, porque hoy tenemos una energía muy cara, con la que sufren las familias y también el sector productor cuando tiene que competir", apuntó.

La matriz energética descansa principalmente sobre la generación térmica (de carbón y petróleo), altamente contaminante, que en 2010 representó el 42,3 % del total, seguida por la hidráulica (33,8 %), la de ciclo combinado (gas natural, con un 23,5 %) y la eólica, con sólo un 0,4 %.

Piñera subrayó que "a veces los Gobiernos tienen que tomar decisiones difíciles", y opinó que un Ejecutivo "serio y responsable debe mirar más allá de sus cuatro años, y debe pensar no solamente en la próxima elección, sino en su próxima generación".

En tanto, Endesa España afirmó hoy, en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de España, que este proyecto, con una inversión de 3.200 millones de dólares, hará una "aportación muy importante" a la seguridad del suministro en Chile.

La oposición a este proyecto, que llevó a centenares de personas a manifestarse este lunes y martes en distintas ciudades del país, se trasladó hoy a Internet, con un ciberataque, bautizado como "Tormenta del sur", que impide acceder a la página web de HidroAysén.

En el blog "La moral de los buitres", sus promotores explican que con ello buscan organizar un movimiento de resistencia digital y "molestar" a las personas vinculadas con HidroAysén, lo que incluye al consorcio empresarial, al Gobierno y a algunos partidos y representantes políticos, precisan.