El presidente Ricardo Martinelli anunció cambios ministeriales cuando en julio cumpla el segundo año de sus cinco años de mandato, pero de momento dijo que varios colaboradores señalados de anomalías permanecerán en sus cargos y podrán defenderse de las acusaciones.

"Ahora en julio vamos a cambiar de gabinete y (a) directores (de entidades)", señaló el mandatario a la prensa el miércoles.

Martinelli advirtió que aquel funcionario "cuestionado, culpable o que no pueda defender su cargo (ante acusaciones de irregularidades), no puede estar en el gobierno".

Pero "hay que darle tiempo a las personas para que prueben su inocencia", matizó.

El mandatario defendió de momento a su actual ministro de Turismo, Salomón Shamah, a quien se le habría retirado la visa de Estados Unidos, según reportes de la prensa. La entonces embajadora estadounidense Barbara Stephenson dijo en julio del 2009 — según un cable filtrado por WikiLeaks — que el funcionario estaría vinculado con traficantes de drogas.

"No hay ningún señalamiento contra él en ningún lado", aseguró Martinelli.

La embajada estadounidense --consultada por The Associated Press-- no confirmó la revocatoria de la visa de entrada a Shamah, quien fue uno de los creadores de la exitosa campaña electoral de Martinelli.

Martinelli respaldó también a la directora del Sistema Nacional de Migración, María Cristina González, cuestionada por presuntas irregularidades en el otorgamiento de visas a chinos, aunque pidió que se investigue "todas y cada una de las visas para ver si hubo trampa, para ver si hubo coimas, pero no empecemos a denigrar a personas sin que se puedan defender".

Otro que ha estado en el ojo de la tormenta es el director de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario, Enrique Ho, quien admitió haber pedido un préstamo personal de 380.000 dólares a una empresa panameña que dio asesoramiento financiero al colombiano David Murcia Guzmán y cuyo dinero fue destinado a la campaña electoral de Martinelli, a mediados del 2008.

Murcia fue el creador de un sistema de captación ilegal de fondos a través de las llamadas pirámides. Fue detenido en noviembre de 2008 en Panamá y enviado inmediatamente a Colombia, que después lo extraditó a Estados Unidos para que enfrentase cargos por blanqueo de capitales.

"Yo nunca he recibido un real (cinco centavos de dólar) del señor Murcia; no conozco al señor Murcia", aseguró el gobernante, quien dijo que devolvió con fondos propios ese dinero.

Martinelli recordó que Ho se encargó de buscar dinero para su campaña, y lo mantiene en el puesto a pesar de las críticas.

Diversos sectores han pedido la separación del cargo de Shamah, González y Ho.