El Gobierno paraguayo confirmó hoy la presencia de los presidentes de Argentina, Brasil, Bolivia y Uruguay en los festejos del Bicentenario de la Independencia del país, que se celebrarán el 14 y 15 de mayo.

Hugo Saguier Caballero, uno de los coordinadores de la Comisión del Bicentenario, dijo en una rueda de prensa que viajarán a Asunción los gobernantes de los tres países que forman el Mercosur con Paraguay: Cristina Fernández, de Argentina, Dilma Rousseff, de Brasil, y José Mujica, de Uruguay.

Además, Bolivia estará representada por su jefe de Estado, Evo Morales, y Taiwán, que tiene a Paraguay como único aliado político en Suramérica, por su vicepresidente, Vincent Siew.

En representación de España estará el secretario de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica, Juan Antonio Yañez-Barnuevo, según la Embajada española en Asunción.

La comitiva de Estados Unidos estará encabezada por el secretario de Estado adjunto para América Latina, Arturo Valenzuela, según fuentes de ese país, y Cuba enviará a la vicepresidenta del Consejo de Estado, Gladys Bejerano.

En total asistirán delegaciones de 41 países.

Saguier explicó que el mandatario de Ecuador, Rafael Correa, desistió en las últimas horas y designó en su reemplazo al canciller Ricardo Patiño.

También estaba prevista la presencia del presidente de Chile, Sebastián Piñera, pero fuentes oficiales informaron en Santiago de que no asistirá y en su lugar lo hará el canciller Alfredo Moreno.

El jefe de Estado de Surinam, Desiré Delano Bouterse, estaba igualmente incluido entre los mandatarios que confirmaron su adhesión a los festejos patrios, pero su nombre fue excluido de la última lista.

Las actividades con participación de invitados extranjeros se llevarán a cabo el sábado 14 y comenzarán con la habilitación del Patio del Bicentenario, en la Casa de la Independencia, ocasión en que el presidente paraguayo, Fernando Lugo, pronunciará un discurso.

A ese acto seguirá un tedéum en la Catedral Metropolitana, un desfile militar, de la Policía y de la reserva en la avenida Mariscal López, en el área residencial de la capital, y una serenata en la fachada del Palacio de Gobierno que mira al río Paraguay.

Todas esas actividades se llevarán a cabo en medio de un plan de seguridad a cargo de 5.000 policías y 1.300 militares.

Por otro lado, obreros y funcionarios continuaban hoy los toques finales de la pintura y los adornos de los edificios emblemáticos de la capital con los colores patrios, entre ellos el Panteón de los Héroes, el Cabildo y la estación del ferrocarril.