Una propuesta contra la inmigración ilegal, contemplada por los legisladores este año, buscaría castigar a los traficantes de seres humanos y a otras personas que se aprovechan de los indocumentados, dijo el miércoles el autor de la medida en la Cámara de Representantes.

Empero, la propuesta no sancionaría a quienes contraten a indocumentados.

Los detalles del proyecto, obtenidos por The Associated Press, muestran que la medida autoriza también a los agentes estatales y locales el recomendar la expedición de ciertas visas para algunos inmigrantes que reporten y ayuden en la investigación de actos ilícitos.

"Hablamos con las autoridades y dijimos: '¿cómo podemos ayudarles?''', dijo el republicano George Faught. "Estas son las ideas que ellos propusieron".

Muchos republicanos en Oklahoma prometieron en sus campañas que combatirían la inmigración ilegal, y su partido obtuvo un claro triunfo en los comicios del año pasado, extendiendo su mayoría en las dos cámaras y apoderándose de la oficina del gobernador. Pero las intenciones de combatir la inmigración ilegal se han topado con otra prioridad de los republicanos: la generación de un ambiente que favorezca la realización de negocios.

Muchos líderes empresariales se han resistido discretamente a los intentos por añadir restricciones a la contratación de indocumentados.

Faught dijo que no fue presionado por esos líderes para retirar de la iniciativa las sanciones contra los patrones.

Otras provisiones de la iniciativa permiten la incautación de vehículos usados para traficar seres humanos, así como emitir instrucciones a la Oficina de Narcóticos de Oklahoma para que sea la agencia investigadora principal del contrabando de seres humanos.

Autoriza también al Consejo de Educación, Entrenamiento y Aplicación de la Ley, para desarrollar un programa de capacitación dirigido a los agentes policiales.

Más del 17% de los 580.000 habitantes de Oklahoma City, la ciudad más grande del estado, se identifican como personas de origen hispano. En Tulsa, la segunda ciudad más grande, 14% de sus 392.000 habitantes señalan que son hispanos, de acuerdo con los datos más recientes del censo nacional.