La Unión Europea (UE) tiene intención de abrir una oficina en la ciudad libia de Bengasi para prestar asistencia a los rebeldes, según ha anunciado hoy la Alta Representante comunitaria, Catherine Ashton, en un debate en la Eurocámara.

"Quiero abrir una oficina en Bengasi para respaldar a la sociedad libia y asistirles en la construcción de su futuro", ha afirmado la jefa de la diplomacia europea.

La Eurocámara, que pidió desde el principio que la UE reconociera como interlocutor al Consejo Nacional de Transición libio, ha acogido el anuncio entre aplausos.

"En Libia mucha gente ha escuchado por primera vez la palabra 'Constitución' referida a su país. Hacía mucho tiempo que los libios querían acabar con el régimen y Europa quiere contribuir a la construcción de una plena democracia", ha añadido.

Ashton, que ha reiterado que Muamar el Gadafi "debe abandonar" el poder, ha apuntado que "todo lo que hace la UE en Libia sigue el hilo conductor de los derechos humanos".

La Alta Representante ha destacado "el trabajo conjunto" de los Veintisiete con la OTAN en respuesta a las críticas del Parlamento Europeo sobre la división interna entre los gobiernos de la UE respecto a la misión militar en Libia.

Ashton ha reiterado que sigue en contacto tanto con el Consejo Nacional de Transición libio, como con la Liga Árabe, la Unión Africana y la Confederación Islámica. EFE