El índice de precios al consumo (IPC), principal indicador de la inflación, subió un 5,3 % interanual en abril en China, aunque fue menor que el 5,4 % registrado en marzo, informó hoy el Buró Nacional de Estadísticas (BNE).

A pesar de la ligera bajada respecto a marzo, que registró el peor dato en 32 meses, la inflación china se mantiene lejos del objetivo del 4 % fijado por el Gobierno para 2011.

Según el Buró de Estadísticas chino, los precios de los alimentos, que suponen un tercio de la cesta de productos por la que se calcula el IPC, aumentaron un 11,5 % interanual en abril, mientras que el resto subió un 2,7 %.

El Gobierno chino, preocupado por la inflación galopante de los últimos meses en los precios de los alimentos, confía en que los de las verduras bajen con el mayor suministro en los mercados tras la subida de las temperaturas en el país.

Según cifras oficiales, la semana pasada la media de los precios al por mayor de 18 tipos de verduras cayó un 3,1 % respecto a la semana anterior.

En abril, el IPC subió un 5,2 % en las zonas urbanas y un 5,8 % en las rurales comparado con el mismo mes del año anterior.

El control de la inflación es una de las prioridades del Gobierno chino, que teme que un aumento de los precios produzca inestabilidad social, como ocurrió en los años 80, cuando los niveles de inflación llegaron a superar el 10 % y fueron uno de los factores desencadenantes de las protestas de Tiananmen.

En el primer trimestre, la inflación se situó en un 5 %, también por encima del objetivo oficial y del 3,3 % que China registró al final del año pasado.

El índice de precios de producción, indicador de la inflación en las ventas al por mayor, creció un 6,8 % interanual en abril, medio punto porcentual menos que en marzo.

Las ventas minoristas se incrementaron un 17,1 % en abril respecto al mismo mes del año anterior, aunque disminuyeron 0,3 puntos porcentuales respecto a la cifra interanual de marzo.

El volumen de ventas minoristas fue de 1,36 billones de yuanes (145.473 millones de euros/ 209.456 millones de dólares), un 1,35 % más que en marzo, según los datos oficiales.

Las ventas minoristas urbanas crecieron un 17,3 % interanual, hasta 1,18 billones de yuanes (126.296 millones de euros/ 181.717 millones de dólares), mientras que en las zonas rurales lo hicieron en un 16,3 %, hasta 180.300 millones de yuanes (19.293 millones de euros/ 27.765 millones de dólares).

En los primeros cuatro meses del año, las ventas minoristas de China aumentaron un 16,5 % interanual, hasta 5,66 billones de yuanes (605.625 millones de euros/ 871.621 millones de dólares).

Por su parte, la producción industrial china creció un 13,4 % interanual el mes pasado, por debajo del 14,8 % de marzo.

La inversión en activos fijos aumentó en los cuatro primeros meses del año un 25,4 % interanual, hasta 6,27 billones de yuanes (670.805 millones de euros/ 965.559 millones de dólares), mientras que en abril avanzó un 3,08 % respecto al mes anterior.

La inversión en el sector inmobiliario, cuya burbuja trata de contener el Gobierno chino desde hace meses, subió un 34,3 % interanual, hasta 1,33 billones de yuanes (142.305 millones de euros/ 204.822 millones de dólares).