La irrupción de Jhonattan Vegas en el tour de la PGA fue tan excepcional que quizás mal acostumbró al seguidor ocasional del golf.

El venezolano debutó en enero con un triunfo en el Bob Hope Classic en La Quinta y en la siguiente semana quedó tercero en el Farmers Insurance Open en San Diego.

Pero no se puede ganar en el circuito semana tras semana, usualmente con torneos en los que parten 150 golfistas.

Vegas ha tenido que lidiar con las frustraciones de no superar el corte en cuatro de sus últimos cinco torneos. También lleva cinco en fila en los que no ha bajado del par.

Al presentarse a partir del jueves en el torneo Players Championship, Vegas trata de lidiar con los altibajos y desafíos propios de una temporada de novato.

"No he podido jugar tan bien como al principio del año", reconoció Vegas en una entrevista telefónica con AP desde el TPC Sawgrass, el campo en el norte de la Florida donde se disputará el Players Championship. "Puede ser la falta de experiencia, tal vez los campos nuevos, que uno no está familiarizado".

"Es un año bastante complicado, con muchas cosas por ajustar. Uno tiene que seguir tomando confianza, teniendo disciplina y seguir entrenando fuerte", añadió el novato de 26 años.

A mitad de temporada en el tour, Vegas hace un balance positivo de su desempeño.

Puede destacar su bautizo en el Masters de Augusta, aunque no pudo sortear el corte. Aparece 14to en la lista de ganancias, a punto de llegar a los 1,5 millones de dólares. Es el número 93 del ranking mundial.

"Ha sido un año muy bueno, de mucho aprendizaje tanto en lo bueno y lo malo", dijo Vegas. "Ganar en el PGA no es fácil de hacer".

Su próximo reto es uno de los torneos de mayor prestigio fuera de los cuatro grandes y atrae a lo más granado del circuito.

Sus 9,5 millones de bolsa hacen que el Players Championship sea el torneo más lucrativo, con el ganador llevándose una bolsa de 1,71 millones.

Para Vegas, el torneo en Ponte Vedra Beach es la oportunidad ideal para seguir aprendiendo.

"Mi objetivo es seguir mejorando en todos los aspectos del juego, seguir entrenando fuerte. Me siento en un excelente nivel para hacer una buena semana", indicó.

También destaca la vivencia del Masters como el pico del año.

"Fue una experiencia verdaderamente excelente por toda la tradición que tiene ese torneo", afirmó Vegas. "El poder haber estado ahí y haber representado a tu país, mostrar la bandera de Venezuela. No me fue tan bien como hubiese querido, pero me llevé cosas que no olvidaré".

Vegas guarda un lápiz de Augusta para apuntar en su libreta de anotaciones: "Es algo que te da ganas para volver ahí", dijo.