El fundador del grupo Galleon, Raj Rajaratnam, fue hallado hoy culpable de todos los delitos que se le imputaban por el mayor caso de uso de información privilegiada por parte de un fondo de inversión jamás juzgado en EE.U.U.

Tras dos semanas de deliberaciones, el jurado anunció hoy su veredicto de culpabilidad en catorce delitos para un hombre que siempre se dijo inocente y al que la Fiscalía acusa de haber ganado 63,8 millones de dólares gracias al uso ilegítimo de información privilegiada de empresas.

En concreto, el jurado popular designado para este caso ha encontrado culpable a Rajaratnam de cinco cargos de conspiración por cometer fraude de valores (que cada uno conlleva una pena máxima de cinco años de prisión) y de otros nueve relacionados con haber cometido esos fraudes (con penas de hasta veinte años por cada uno).

El 29 de julio se conocerá la sentencia contra el fundador del Grupo Galleon, que el año pasado ocupaba el puesto 236 de la lista de los 400 estadounidenses más acaudalados que elabora la revista Forbes con una fortuna de 1.500 millones de dólares, y quien habría empleado una red nacional de operadores, agentes financieros y ejecutivos de múltiples empresas que le ofrecieron información confidencial con la que obtuvo millonarias ganancias.

"Rajaratnam era uno de los mejores, más brillantes, mejor educados y más privilegiados profesionales de este país. Sin embargo, como muchos otros recientemente, dejó que la avaricia y la corrupción se hicieran con él", dijo hoy el fiscal federal Preet Bharara en un comunicado tras darse a conocer el veredicto.

El caso se ha seguido con gran expectación en Wall Street ya que ha salpicado a altos directivos de importantes empresas estadounidenses como Rajat Gupta, exdirectivo del banco Goldman Sachs, que ha sido acusado por la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC, por su sigla en inglés) de haber ofrecido información confidencial a su amigo Rajaratnam.

El presidente de ese banco, Lloyd Blankfein, declaró ante el tribunal federal que lleva el caso que Gupta, miembro del consejo de administración de esa entidad bancaria, violó las normas internas de confidencialidad al filtrar información a Rajaratnam.

El caso, uno de los más prominentes iniciados por el Gobierno del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, contra operadores en los mercados financieros que aprovecharon para beneficio propio la información confidencial que obtenían de otras empresas, se ha saldado con 26 imputados, de los cuales 21 ya se han declarado culpables.

Rajaratnam, de 53 años y originario de Sri Lanka, habría recibido información confidencial sobre empresas como Intel, IBM, Hilton, eBay, Akamai Technologies, Polycom, Google, Sun Microsystems, Clearwire, AMD, ATI Technologies y PeopleSupport, entre otras.

Entre quienes se han declarado culpables hasta ahora de haber realizado chivatazos al fundador de Galleon destacan un exdirectivo de Intel, Rajiv Goel, amigo personal de Rajaratnam y quien habría ofrecido datos confidenciales entre 2007 y 2009, así como un exdirectivo de IBM, Robert Moffat, que fue condenado a seis meses de prisión en septiembre pasado por participar en la estafa.

La trama fue descubierta gracias a las conversaciones telefónicas entre los implicados que fueron grabadas por las autoridades estadounidenses y en las que se ha basado la acusación en este juicio, que ha durado cerca de ocho semanas.