El presidente de México, Felipe Calderón, a quien la ONU premió hoy en Nueva York por su labor en la lucha contra el cambio climático, defendió el desarrollo de la "economía verde" como clave para garantizar el futuro de la humanidad y lograr el desarrollo sostenible.

"Es urgente lanzar políticas públicas masivas para detener el cambio climático y reducir las emisiones de carbono, construyendo una auténtica economía verde", aseguró Calderón poco antes de recibir el premio "Campeón de la Tierra 2011" que le entregaron los responsables del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

El mandatario, que compareció ante los medios junto al resto de premiados por la ONU, aseguró recibir el galardón "en nombre de todo el pueblo mexicano" y resaltó que el premio reconoce "el esfuerzo" que se realiza en "México y en la esfera internacional por luchar contra el cambio climático".

"Además nuestros esfuerzos también van destinados a cambiar los paradigmas económicos y lograr una economía verde real", añadió Calderón, que llamó a todos los Gobiernos a colaborar "unidos" y cerrar "la brecha entre el hombre y la naturaleza" para siempre.

El mandatario pidió a la comunidad internacional que reconozca que "existe la manera de conservar la naturaleza y lograr un crecimiento económico, algo que supone la clave del futuro de la humanidad".

Se trata de invertir en una estructura baja en consumo de carbón y potente en nuevas tecnologías y energías respetuosas con el medioambiente, que generen además puestos de trabajo y riqueza.

"Muchas veces los Gobiernos no actúan porque creen que, si se lucha contra el cambio climático, no hay dinero suficiente para luchar contra la pobreza o que se tendrá que sacrificar el crecimiento económico. Ya no es así", insistió Calderón.

El mandatario llamó así a "establecer los mecanismos financieros que sirvan para costear programas que quizás son más caros ahora, pero que a fin de cuentas serán más baratos para que la humanidad detenga el cambio climático".

"Si no lo hacemos, los tornados, las inundaciones y la pobreza estarán ahí cada día aumentando el dolor en la humanidad", señaló el presidente, que transmitió su "más hondo pesar" por las víctimas de los tornados y las inundaciones que han afectado Estados Unidos.

"Ya estamos pagando las consecuencias del cambio climático. Las naciones, los individuos y las organizaciones debemos actuar rápido. Esas catástrofes son una imperiosa llamada de atención a las terribles consecuencias del cambio climático", lamentó.

Calderón aseguró que el premio de la ONU, que se le entregó en una gala en el Museo de Historia Natural de Nueva York presentada por la modelo brasileña Gisele Bündchen y el actor estadounidense Don Cheadle, significa "un respaldo para las políticas medioambientales de México y su apuesta por la economía verde".

El gobernante recibió el galardón del PNUMA junto a cuatro defensores del medioambiente más: el presidente de la firma china Broad, Zhang Yue; la directora del Centro para el Desarrollo Sostenible de Rusia, Olga Speranskaya; la cantautora beninesa Angélique Kidjo, y Louis Palmer, inventor del taxi solar y fundador de la conocida carrera Zero Race con vehículos electrónicos.

Tras reunirse hoy con el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, y distintos líderes comunitarios, Calderón viaja mañana a Washington, donde también será premiado, en este caso con el galardón del Instituto de Liderazgo Hispano del Congreso.

También en la capital estadounidense, el mandatario se reunirá con congresistas republicanos y demócratas de la Cámara de Representantes y con senadores y mantendrá, asimismo, un encuentro con el líder del Senado, el demócrata Harry Reid.

Calderón será además el orador principal de la XLI Conferencia Anual del Consejo de las Américas, donde hablará de las perspectivas de la economía mexicana y expondrá las prioridades de su Gobierno en los ámbitos económico, político y social.