Las ganancias trimestrales de Toyota cayeron más de 75% luego de que el terremoto de marzo y el subsecuente maremoto destrozaron varios proveedores de autopartes en el nororiente de Japón, lo que interrumpió severamente la producción automotriz.

El fabricante del popular auto híbrido Prius no hizo un pronóstico para el actual año fiscal que termina en marzo de 2012, argumentando una perspectiva incierta debido a que la producción continúa siendo obstaculizada por la escasez de autopartes. La expectativa es que Toyota pierda su sitio como la automotriz de mayor ventas mundiales para que General Motors ocupe ese sitio este año debido a los desastres.

Toyota Motor Corp. reportó el miércoles que la ganancia entre enero y marzo cayó a 25.400 millones de yenes (314 millones de dólares) de los 112.200 millones de yenes reportados el año anterior. Sin embargo, para el año fiscal que terminó en marzo, Toyota reportó que las ganancias se duplicaron, mostrando que la automotriz japonesa estaba en camino de recuperarse por la crisis del retiro de autos por defectos de fabricación, hasta que el terremoto de 9,0 de magnitud sacudió Japón el 11 de marzo.

Sin embargo, Toyota también dijo que los esfuerzos para componer la producción, incluyendo el uso de otras plantas y encontrar partes de reemplazo, van mejor de lo esperado inicialmente y se espera que la fabricación de automóviles se incremente gradualmente en Japón y en el extranjero para el mes siguiente.

Toyota había anunciado previamente que la mejoría en la producción no empezaría en Japón sino hasta julio, y en agosto en las fábricas fuera del país asiático, alcanzando la recuperación total hasta finales de año.

"Nuestra prioridad es volver al ritmo normal de producción y recuperarnos del desastre", dijo a reporteros Akio Toyoda, presidente de la automotriz. La fecha para lograr la recuperación total aún es incierta, agregó.

___

El escritor de The Associated Press Shino Yuasa contribuyó con este reporte.