La presidenta Dilma Rousseff creó el miércoles una comisión integrada por empresarios y ministros para formular mecanismos que mejoren la gestión del Estado.

Rousseff firmó el decreto de creación de la Cámara de Políticas de Gestión, Desempeño y Competitividad destinada a mejorar la administración pública mediante la reducción de costos, racionalización de procesos y mejora de servicios prestados a la sociedad, explicó la ministra de Planificación y Presupuesto, Miriam Belchior.

"Asumimos el compromiso de no medir esfuerzos para que este espacio sea un poderoso instrumento para mejorar continuamente los servicios prestados a nuestra sociedad", comentó Belchior, una de las integrantes de la cámara.

En la práctica, el grupo de trabajo deberá buscar cómo superar las trabas burocráticas y la ineficiencia que dificultan la gestión pública en Brasil, un país de estructura federativa donde a menudo surgen discrepancias en las instancias federal, estatal y municipal.

Cuatro empresarios y cuatro ministros integrarán la cámara, en la que participarán sin recibir remuneración por ser considerado un servicio público relevante.

Los integrantes deberán también buscar fórmulas para integrar las estrategias oficiales de desarrollo social y reducción de desigualdades con la promoción del equilibrio económico.

La presidenta Rousseff manifestó su compromiso de acompañar las recomendaciones emanadas del grupo y aseguró que ello le ayudará a entregar al final de su mandato un país mejor del que recibió al iniciar su gobierno el 1 de enero.

"Mejorar la gestión de la salud, de la educación, de la seguridad es sin duda un compromiso que asumí durante mi campaña, pero también es un compromiso con el país", dijo Rousseff en la ceremonia de firma del decreto de creación de la cámara.

La cámara funcionará como una entidad de apoyo técnico al gobierno sin una estructura o funcionarios propios. En lugar de ello, tendrá apoyo de la estructura de la presidencia.