Inspirado por la magia de Lionel Messi, el Barcelona prolongó su reinado en el fútbol español al conquistar el miércoles su tercer título de liga consecutivo.

Un empate 1-1 como visitante ante el Levante permitió al Barcelona consagrarse campeón de liga por 21ra vez en sus 111 años de historia.

Y el mayor gusto para los azulgranas es que por tercera temporada al hilo tendrán como escolta al Real Madrid, sus eternos y más acérrimos rivales. Los catalanes se coronaron con dos fechas de anticipación al alcanzar 92 puntos, seis más que el Madrid.

"Todas cuestan muchísimo, ahora toca disfrutar, ha costado mucho", dijo un emocionado Pep Guardiola, el técnico azulgrana.

"La hegemonía del Barcelona, que se traduce en 11 títulos en veintipocos años. Sin los jugadores esto no sería posible. Se lo han trabajado cada día con su esfuerzo y al final llegan los éxitos. Son únicos y la labor del club será buscarles sus sustitutos", añadió Guardiola tras el partido.

Es el noveno título que logra el Barcelona de la mano de Guardiola.

Todavía puede sumar otra corona el 28 de mayo en la final de la Liga de Campeones contra Manchester United.

"Es un día muy importante para los culés, ahora a pensar en la final de la Champions, a preparar el partido que es muy importante para este club ganarlo", expresó Seydou Keita, autor del gol del Barsa.

El ecuatoriano Felipe Caicedo empató por Levante.

Para el Barsa fue su quinto título de la liga en las siete últimas temporadas, en el mismo estadio Ciutat de Valencia donde en 2005 ganó su primera liga después de cinco años de sequía.

Los de Guardiola certificaron varios récords al lograr 16 victorias a domicilio en fila, rompiendo una marca de 50 años, e hilar 31 fechas invicto.

El Barcelona se lleva además la satisfacción de haber eliminado al Madrid en las semifinales de la Liga de Campeones, en dos de los cinco partidos que disputaron entre sí los gigantes españoles en el curso de 18 días.

El Madrid se impuso en la final de la Copa del Rey, mientras que el Barsa ganó uno y empató el otro de los duelos por la liga.

"Destacar lo bien que han aguantado, el ejemplo que han dado. Como presidente es un orgullo muy difícil de explicar", destacó el presidente del Barcelona, Sandro Rosell

Guardiola comparó este título con los dos previos y mencionó en el último "la dificultad es que se venía de un Mundial y no se sabía cómo se respondería y se ha peleado con un rival muy fuerte".

"Los jugadores han dado una lección porque tenían deseo y ganas de competir. Cada año ha costado una barbaridad", sostuvo Guardiola.

El Barsa se adelantó a los 28 minutos con un lanzamiento de falta efectuado por Xavi Hernández que remató de cabeza Keita para enviar el esférico a la izquierda del arquero uruguayo Gustavo Munúa.

Caicedo aprovechó un error del zaguero Gerard Piqué, que falló cuando intentaba ceder al arquero Víctor Valdés, para ganarle en la lucha por el balón y empatar a los 41.

Messi tuvo la mejor oportunidad de colocar por delante al Barsa a los 58, después de deslumbrar a todo el estadio tras gambetear hasta tres defensores en el área, pero el argentino mandó un disparo que acabó estrellándose en el palo.

Al no anotar en el partido, Messi se quedó con 31 dianas esta temporada en la liga, a cinco del artillero del Real Madrid, Cristiano Ronaldo.

"Como siempre muy feliz, nos ha costado contra un rival como el Real Madrid, un año muy duro en que trabajamos mucho", expresó Messi.

Además el Almería, ya descendido, y el Villarreal, cuarto con 62 puntos, firmaron un empate sin goles.

La Real Sociedad venció 2-1 al Zaragoza en el último suspiro, un revés que deja al equipo del mexicano Javier Aguirre en la zona de descenso con 39 unidades, a un punto de la salvación.

Raúl Tamudo adelantó a la Real a los 14 minutos. Zaragoza igualó con un tiro libre de Gabriel "Gabi" Fernández a los 53, pero Mikel Aranburu dio la victoria a la Real a dos del final.

El Hércules se convirtió en el segundo equipo en descender a la segunda división después de empatar 2-2 con el Mallorca.

Los alicantinos, con 34 unidades, perdieron la categoría junto con el Almería.

Sendoa Aguirre logró un doblete por Hércules, pero Mallorca igualó con tantos de Víctor Cassadesus y Pierre Webó.

Además, el Espanyol empató 2-2 con el Valencia. El Valencia es tercero con 67 unidades y el Espanyol no llega a zona europea al quedar con 49.

El argentino Pablo Daniel Osvaldo (19) y Ernesto Galán (76) convirtieron para el Espanyol y Roberto Soldado (9) y Juan Manuel Mata (25) para el Valencia.

A última hora el Osasuna le dio la vuelta al partido para vencer 3-2 al Sevilla y prácticamente se aseguran la salvación.

Alvaro Negredo (26 y 28) transformó para el equipo andaluz y Kike Solá (46 y 87) y Dejan Lekic (90) remontaron para el Osasuna.