Los velocistas griegos Costas Kenteris y Katerina Thanou fueron hallados culpables el martes de mentir a las autoridades por el caso de un supuesto accidente de motocicleta ocurrido justo antes de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

Los medallistas de las olimpiadas de Sydney habían asegurado que debido al accidente no acudieron a un examen de dopaje en vísperas de los Juegos en Atenas.

Los velocistas no estuvieron presentes en la corte el martes al momento en que el juez leyó los veredictos que también implicaron al entrenador de los atletas y al personal de un hospital que los atendió después del supuesto accidente.

La sentencia se dictará el martes por la tarde.