El Festival de Cannes abre mañana su edición número 64 con veinte películas en competición por la Palma de Oro, con la que este año intentan hacerse grandes nombres del cine como Almodóvar, Von Trier, Moretti o Malick.

La ciudad de la Costa Azul francesa ya está preparada para recibir durante doce días a directores, artistas, productores, guionistas, periodistas y curiosos en un ya tradicional paseo de glamour, pero también de exhibición de mercado cinematográfico.

El festival comienza con lo último de Woody Allen, "Midnight in Paris", una declaración de amor a la capital francesa del director estadounidense, que incluye en el reparto a la primera dama de Francia, Carla Bruni-Sarkozy.

Un homenaje al realizador italiano Bernardo Bertolucci y la conferencia de prensa del presidente del jurado, el actor estadounidense Robert de Niro, abrirán la exhibición de filmes en competición, con el pase de "Sleeping Beauty", ópera prima de la australiana Julia Leigh.

La competición por la Palma de Oro incluye a Pedro Almodóvar, con "La piel que habito", que se medirá con nuevas cintas de Lars von Trier ("Melancholia"), Nani Moretti ("Habemus Papam"), Terrence Malick ("The tree of life"), Aki Kaurismäki ("Le Havre") o los hermanos Dardenne ("Le gamin au vélo").

Películas que harán pasar por la alfombra roja a Brad Pitt, Sean Penn, Antonio Banderas, Michel Piccoli, Kirsten Dunst y Charlotte Gainsbourg pero que irán acompañadas de otros filmes en exhibición que completarán la selección de las que compiten por la Palma de Oro.

Por eso estarán también en Cannes Penélope Cruz y Johnny Depp, que coprotagonizan la última entrega de la franquicia "Piratas del Caribe"; Jodie Foster, que dirige a Mel Gibson en "The Beaver" o Catherine Deneuve, cuya interpretación en "Les bien-aimés", de Christophe Honoré, cerrará el Festival el 22 de mayo.

Sin olvidar que el viernes 12 se presentará en carne mortal Faye Dunaway, que este año deslumbra desde el cartel de promoción de Cannes y que asistirá a la proyección de un clásico: "Puzzle of a downfall child", junto con su director, Jerry Schatzberg.

Charlotte Rampling (por el pase de "The Look"), Catherine Deneuve (por el de "Le Sauvage") y Malcom McDowell, que dará una lección magistral y cuya interpretación en "The clockwork orange", se verá en Cannes en versión restaurada, se unirán a la agenda oficial de estrellas del festival.

También estará el "bello feo" Jean-Paul Belmondo, que recibirá el reconocimiento del festival el 17 de mayo con la exhibición del documental "Belmondo, the career", que le obligará también a hacer el "paseíllo" sobre la alfombra roja de La Croisette.

A las cintas mostradas en la selección oficial de Cannes -de la que además forma parte la sección "Una cierta mirada", que abrirá lo último de Gus van Sant ("Restless")- se añaden las elegidas para las otras secciones paralelas: la Semana de la Crítica y la Quincena de Realizadores.

La Semana de la Crítica, que celebra este año su 50 edición, proyectará primeros filmes, como el del argentino Pablo Giorgelli ("Las acacias") en una selección de siete largometrajes y 10 cortos y mediometrajes destinados a, según sus organizadores, revelar a los nuevos realizadores.

La Quincena de Realizadores, por su parte, exhibirá 21 largometrajes y 14 cortos y entre los primeros destaca "Impardonnables", lo último del realizador francés André Téchiné.

Este Cannes de 2011 destaca, entre otras cosas, por la muy escasa representación del cine latinoamericano, que ha bajado aproximadamente a la mitad de películas de la edición anterior.

Solo un filme en español, el de Almodóvar, compite por la Palma de Oro, y las cintas latinoamericanas aparecen en las secciones paralelas, como "Una cierta mirada", donde han sido seleccionadas "Bonsái", del chileno Cristián Jiménez; "Miss Bala", del mexicano Gerardo Naranjo, y "Trabalhar cansa", de los brasileños Juliana Rojas y Marco Dutra.

El resto de la quincena de filmes latinoamericanos queda repartido entre la "Quincena" y la "Semana" en un año en el que merman cinematografías como la mexicana o la argentina, muy poco representadas.

Cannes, fiel a la parte de compromiso político que la caracteriza, ha incluido en el último momento dos filmes "semiclandestinos" iraníes, uno de los cuales rinde homenaje a Jafar Panahi y su lucha por la libertad de expresión y artística.

Por Javier Alonso.