Portugal pagará un interés superior al 5,5% en sus créditos de rescate para evitar la bancarrota, más de lo que Grecia ha debido erogar por los suyos, dijo el martes el comisionado de Asuntos Monetarios de la Unión Europea, Olli Rehn.

El interés será "superior al 5,5%, aunque inferior al 6%", según la fórmula acordada anteriormente por los ministros de Hacienda de la eurozona, dijo Rehn en una conferencia de prensa ofrecida en Estrasburgo.

De un total de 78.000 millones de euros (112.000 millones de dólares) en créditos de rescate, los países de la eurozona y la UE aportarán 52.000 millones de euros y los 26.000 millones restantes provendrán del Fondo Monetario Internacional.

El FMI dijo la semana pasada que cobrará entre el 3,25% y el 4,25% por los créditos.

El segundo partido más importante de Finlandia exigió el martes más negociaciones sobre la participación de los países nórdicos en el rescate europeo de Portugal, algo que aumentó la incertidumbre sobre la ayuda monetaria que necesita el país ibérico para evitar la bancarrota.

La UE y el FMI prometieron a Portugal un total de 78.000 millones de euros (112.000 millones de dólares) en créditos de rescate pero las normas de la UE requieren que los 17 países miembros de la eurozona aprueben, o en el peor de los casos se abstengan de aprobar el rescate.

Esa aprobación es amenazada por la política nacional finlandesa. Las elecciones generales del 17 de abril dieron un importante triunfo al partido nacionalista Verdaderos Finesese, que se opone al rescate de Portugal y otras ayudas a los miembros en apuros de la eurozona.

La participación de Filandia en todas las decisiones importantes de la Unión Europea, incluyendo el rescate de la eurozona, requiere la aprobación parlamentaria. El nuevo primer ministro Jyrki Katainen desea esa aprobación para que pueda votar por el rescate de Portugal el próximo lunes cuando los ministros de Hacienda de la eurozona se reúnan en Bruselas.

Empero el martes, el Partido Social Demócrata de Finlandia dijo que no adoptará una decisión sobre las condiciones de la ayuda antes de dialogar más con Katainen, lo que retrasaría la votación en el parlamento de Finlandia hasta el viernes, como muy pronto.

El partido de Katainen, Coalición Nacional, ganó las elecciones finesas pero ha retrasado las negociaciones para formar un nuevo gobierno de coalición hasta que los legisladores decidan primero el rescate de Portugal.

El martes por la mañana, la primera ministra saliente Mari Kiviniemi3/8dijo que su Partido Centro — con 35 escaños en el parlamento de 200 bancas — respaldaría el rescate. ya que los conservadores tienen 44 bancas, les faltan 22 para alcanzar la mayoría absoluta.

Grecia paga ahora poco más del 4% por sus 110.000 millones de euros recibidos para evitar su bancarrota, mientras que Irlanda paga el 5,8%.

Empero, Rehn cree que "pronto" habrá un acuerdo entre los países de la eurozona para reducir la tasa de interés cobrada a Irlanda por esos créditos.

La Comisión Europea respaldó desde hace tiempo menores intereses para los países rescatados, por considerar que las condiciones impuestas a cambio de los créditos de rescate son ya tan drásticas que ningún país pedirá ayuda hasta que tenga que hacerlo.

Rehn dijo que los intereses deberían estar diseñados para que el país socorrido pueda reembolsar el dinero.

Portugal vio dispararse este año los intereses por el precio del dinero que debe abonar por su endeudamiento, por lo que no tuvo otra alternativa que pedir un rescate financiero.

El interés del bono portugués a 10 años se ha mantenido durante semanas por encima del 9%, un nivel insostenible que demuestra la nula creencia de los inversionistas de que Portugal pueda pagar lo adeudado.

__

Barry Hatton contribuyó en Lisboa a este artículo.