Defensores de los derechos humanos lanzaron el martes la campaña "Fujimori nunca más" que convoca a los electores a no votar por la candidata presidencial e hija del ex mandatario Alberto Fujimori, Keiko, en la segunda vuelta del 5 de junio.

Los organizadores de la campaña dijeron que incluirá vigilias y difusión de mensajes mediante internet, y anunciaron que concluirá con una gran marcha en una zona de Lima conocida como El Campo de Marte el 27 de mayo, una semana antes de los comicios.

"Keiko Fujimori llevará al poder a quienes en la década de 1990 articularon una maquinaria corrupta que violó derechos humanos y perpetró una serie de latrocinios contra el estado", dijo en rueda de prensa Rocío Silva, coordinadora de la protesta.

Dijo que Keiko "hará lo imposible por sacar de la cárcel a Alberto Fujimori quien tiene sentencia firme por asesino y ladrón". Fujimori, que cumple una condena de 25 años por corrupción y delitos de lesa humanidad, ha interpuesto un recurso legal para anular su proceso condenatorio.

"Es difícil no indignarse ver a esa gente nuevamente. Quiero dirigirme a cada peruano que tiene un poquito de dignidad diciéndole 'no' al fujimorismo. Arrancaron la vida a nuestro seres queridos, mataron a parte del Perú", dijo Marly Ansualdo hermana de un universitario asesinado bajo el gobierno de Fujimori en los sótanos del cuartel del Servicio de Inteligencia del Ejército.

Según la procuraduría anticorrupción durante el gobierno de Fujimori (1990-2000) desaparecieron unos 6.000 millones de dólares de las arcas públicas producto de la corrupción, de los cuales se han recuperado 184 millones de dólares.

Un sondeo elaborado por Ipsos Apoyo y difundido el domingo arrojó que Keiko Fujimori cuenta con 41% de las preferencias electorales y Humala con 39%. Un 12% de los encuestados dijo que votará en blanco o anulará su voto, y 8% no respondió.

Quien gane el 5 de junio sucederá al presidente Alan García a partir del 28 de julio.