La tasa de paro se mantuvo estable en marzo entre los países de la OCDE, una tendencia general en la que destacan las excepciones de España, Italia, Luxemburgo y Suecia.

La tasa media de desempleo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se mantuvo en el 8,2 % de febrero, que supuso el cuarto mes consecutivo de caída del desempleo entre los países representados en la organización con sede en París.

"Por primera vez desde el inicio de la crisis financiera en 2007, las tasas de desempleo muestran un patrón estable o en declive en la mayoría de países de la OCDE", destacó la organización, que señaló que en la zona euro, la tasa de desempleo se mantuvo en niveles del 9,9 %.

El país con mayor tasa de desempleo de ese grupo 33 Estados fue España, con un 20,7 % de parados, seguido de Irlanda (14,7 %), Eslovaquia (13,9 %), Hungría (11,9 %) y Portugal (11,1 %).

En el polo opuesto se situó Corea del Sur, que con un porcentaje de desempleados del 4 % de la población activa se colocó como el país con menos paro el pasado marzo de los 33 Estados de la OCDE. Le siguieron Holanda (4,2 %), Austria (4,3 %), Japón (4,6 %), Luxemburgo (4,5 %) y México (5,1 %).

El incremento de la tasa de desempleo en España entre febrero y marzo fue de 0,1 puntos porcentuales, idéntico aumento que el registrado en Italia (para un total de 8,3 % de paro), Luxemburgo (hasta el 4,5 %) y Suecia (hasta el 7,7 %).

Respecto a las variaciones a la baja en relación con el mes de febrero, destacaron Austria, donde la tasa de paro descendió de 4,7 al 4,3 % y Hungría, donde cayó del 12,1 al 11,9 %.

También se registraron descensos de un punto porcentual en Holanda, Estados Unidos, Eslovaquia, México, Irlanda, Alemania, República Checa y Canadá, mientras que para el resto de países la tasa se mantuvo estable con respecto a febrero.