Las ventas de automóviles subieron en China en un 6% en los cuatro primeros meses del año, en una marcada reducción del crecimiento de dobles dígitos de los últimos años, informó el martes un grupo de la industria automotriz.

Los fabricantes de automóviles vendieron 6.53 millones de nuevos vehículos desde enero hasta abril, informó la agencia de noticias Xinhua, citando las cifras difundidas por la Asociación de Fabricantes de Automóviles de China.

Las empresas automotrices produjeron 6.4 millones de vehículos, con un alza del 5% con respecto al mismo período del año previo, agregó.

El aumento de ventas después de la crisis financiera mundial convirtió a China en el principal mercado del mundo para nuevos vehículos en el 2009, pero el crecimiento se ha producido en medio del aumento de precios de la gasolina, mayores restricciones de tráfico vehicular y el fin de los incentivos del gobierno.

Las ventas subieron en un 32% el año pasado a más de 18 millones de vehículos, pero se pronostica que sólo aumentarán en un 10% en este años, quizas hasta 20 millones de unidades.

En los primeros cuatro meses del año las ventas subieron sólo un 8%, lo que sugiere que los fabricantes a nivel mundial hallarán mayores dificultades para un rápido crecimiento este año.

Hasta el momento, sólo un puñado de fabricantes individuales ha reportado de ventas en abril.

Los fabricantes japoneses, perjudicados por las interrupciones en la producciones de autopartes a causa de la destrucción provocada por un terremoto seguido de un maremoto en el noreste de Japón el 11 de marzo, sintieron la pegada en abril, con Toyota Motor Corp. que reportó un descenso en su ventas del 23% con respecto al año previo, a 48.700 vehículos.