Doce años después de participar en el secuestro de un avión con 48 personas a bordo, el ejército colombiano capturó un sospechoso de ese hecho.

El general Pedro León Soto informó el martes que el presunto guerrillero del Ejército de Liberación Nacional (ELN) Fernando José Molina Villamizar, alias "Pablito", fue capturado el lunes en zona rural de Norosí, localidad a 436 kilómetros al norte de Bogotá. El insurgente, cuyo nombre verdadero es Fernando José Molina Villamizar, llevaba 30 años delinquiendo con el ELN, según informó el general Soto en diálogo telefónico.

Molina, de 54 años de edad y con 30 militancia en la organización rebelde, está vinculado al secuestro de un avión Focker 50 de la empresa Avianca, en abril de 1999, precisó el alto oficial quien aseguró que el guerrillero retornó a Colombia después de haber permanecido "mucho tiempo en Venezuela".

El avión volaba entre Bucaramanga, ciudad a 300 kilómetros al noreste de Bogotá y la capital colombiana. El aparato fue desviado a una pista clandestina en el sur de Bolívar.

En el plagio participaron seis guerrilleros, de ellos tres fueron condenados en 2008 a 37 años de cárcel. Los pasajeros y la tripulación fueron dejados en libertad a lo largo del año siguiente al secuestro, luego del pago de rescate. Uno de los pasajeros, Carlos Gustavo González murió en cautiverio de un paro cardíaco.

Según los investigadores del ejército, Molina, acusado de los delitos de terrorismo y rebelión participó en la planeación y ejecución del secuestro de la aeronave.

El sospechoso "regresó el año pasado en junio y desde esa época asumió como jefe político" de un frente insurgente del norteño departamento de Bolívar, detalló.

Junto a Molina, quien el general consideró un hombre de confianza de Nicolás Rodríguez Bautista, alias "Gabino", máximo jefe del ELN, también fue arrestado "Joselito" o José Valencia, cabecilla de otra facción de la misma organización.

El ELN es considerado la segunda organización armada en importancia y opera en departamentos al norte y este de Colombia. La principal son las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).