Los presidentes de Brasil, Dilma Rousseff, y Venezuela, Hugo Chávez, analizaron el martes la reprogramación de su primera cita bilateral para junio, luego de que Chávez canceló su viaje a la capital brasileña por una lesión de rodilla, informaron los cancilleres de ambos países.

Chávez y Rousseff tenían previsto encontrarse el martes en Brasilia en la primera reunión entre los dos líderes desde que la brasileña asumió el poder el 1 de enero, pero el venezolano canceló a altas horas de la noche de la víspera.

"Lamentamos mucho que el presidente Chávez no pudo venir por una lesión de rodilla. El llamó ayer por teléfono a la presidenta Dilma (Rousseff) y estamos buscando una nueva fecha, tal vez en junio, para reunirnos", dijo a periodistas el canciller brasileño Antonio Patriota.

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que en la conversación telefónica de los dos líderes la gobernante brasileña confirmó que asistiría a la Cumbre de América Latina y el Caribe prevista para el 5 y 6 de julio en Venezuela, que en esas fechas conmemora el bicentenario de su independencia.

Los dos cancilleres discutieron los programas de cooperación brasileña con Venezuela en materia de vivienda, agricultura y desarrollo, así como la situación regional, en particular en Honduras, donde Colombia y Venezuela median para el regreso del depuesto ex presidente Manuel Zelaya, exiliado desde el golpe de Estado de junio de 2009.