AC/DC no quiere formar parte del jurado en algún programa de telerrealidad en busca de talentos, en cambio disfruta mucho más con las actividades que forjan a los artistas como los conciertos y los lanzamientos de discos.

Por ejemplo, la semana pasada en Londres, presentó su más reciente DVD "Live At River Plate" con las mejores piezas de sus actuaciones en Argentina, realizadas en diciembre de 2010 en el estadio River Plate. En cada uno de sus tres conciertos la banda de rock australiana congregó a cerca de 70.000 personas.

Pero a diferencia de Steven Tyler, de Aerosmith, los integrantes de AC/DC, cuya alineación completan Malcolm Young, Cliff Williams y Phil Rudd, piensan que los programas de telerrealidad no son la ruta para el éxito musical.

"Hay solamente una forma", dice el cantante Brian Johnson. "Uno se sube al escenario, aprende su oficio y toca frente al público. Uno pasa por el proceso de aprendizaje, como todo el mundo".

Johnson añadió: "Los atajos siempre terminan en llanto. Es todo bombo. Y no es justo con los muchachos hacerles famosos en una semana y nadie a la siguiente. Eso no está bien".

Angus Young, preguntó en broma si Tyler estaba "ahorcando gente o algo así" cuando se le habló del papel de su colega como juez en "American Idol".

Young y Johnson consideran que las dificultades que pasaron al inicio les llevaron a donde están hoy. Johnson dijo que él empezó su carrera como cantante en clubes juveniles británicos con audiencias de apenas 30 personas. Y tenía que tomar autobuses para ir a esos clubes.

Eso es muy diferente a los megaconciertos que fueron filmados en Buenos Aires y marcaron el regreso de AC/DC a Argentina luego de una ausencia de 30 años.

Johnson, de 63 años, dijo que tuvieron una bienvenida extremadamente cálida, y las imágenes del DVD muestran a entusiasmados aficionados llenando el estadio de fútbol.

"Desde que salimos del hotel las calles estaban llenas de muchachos y nos dimos cuenta que había algo especial en el aire. Uno podía sentirlo. La atmósfera era increíble", dijo.

"Es un estadio imponente", agregó Johnson. "El público era como una persona, saltando con la música. Y esa es una imagen que nunca olvidaré en mi vida. ¿Todo el mundo saltando juntos? Nunca he visto eso. Se veían felices de estarnos viendo. Recuerdo las sonrisas — miles y miles".

A diferencia de las películas recientes de conciertos, como las de U2 y Justin Bieber, "Live at River Plate" no fue filmada en 3D. En lugar de ello, la banda buscó 32 cámaras de HD para lograr todo ángulo posible.

"¿Quién quiere ver mi nariz en 3D? Todos saldrían corriendo del cine", bromeó Johnson.

En comparación con el jovial Johnson, Young, de 56 años, parece ligero y sencillo, muy diferente a sus poderosas actuaciones en el escenario.

Young insinuó que su famoso uniforme escolar posee poderes mágicos.

"Tiene algo", dice Young. "Una vez me lo pongo estoy listo para todo".

En lo que se refiere a material nuevo, no hay nada concreto sobre el siguiente álbum tras el exitoso "Black Ice" del 2008. Pero tampoco hay planes de retirarse.

"No puedo imaginarme nada tan excitante", dijo Johnson. "No puedo imaginarme nada que me haga sentirme más vivo. Uno sabe que está vivo cuando está allí en el escenario. Todo lo demás sería de segunda clase".

___

En internet:

AC/DC http://www.acdc.com