YouTube duplicará la oferta de su tienda de videos en línea en una expansión que aumentará las películas disponibles en el sitio en internet de forma simultánea a su lanzamiento en DVD.

La medida anunciada el lunes amplía la competencia en un mercado en desarrollo que ya incluye a algunas de las compañías más poderosas en el sector tecnológico.

YouTube, propiedad de Google Inc., espera captar clientes de la tienda iTunes de Apple Inc. y del sitio de Amazon.com Inc., donde también se pueden rentar videos para verlos una sola vez.

Los tres servicios buscan competir con Netflix Inc., cuyo servicio de subscripción para renta de videos ha sumado más de 13 millones de clientes en los últimos dos años, lo que subraya la popularidad que ha cobrado la nueva forma de ver películas por medio de conexiones de alta velocidad en vez de usar un DVD.

YouTube informó que podrá agregar unos 3.000 títulos a su catálogo de renta, disponible sólo en Estados Unidos, gracias a los acuerdos de licencia de permisos logrados con varios estudios importantes.

Dicha adición aumentará a 6.000 los títulos disponibles para rentar en YouTube, tan sólo 16 meses después de que abriera su tienda. Hasta ahora pocas películas en la tienda de YouTube estaban disponibles de forma simultánea a los estrenos en DVD, lo que era una desventaja para el formato por internet.

La mayoría de las películas en YouTube tienen un precio de renta de tres o cuatro dólares por transmisión, algo similar a la competencia. En la mayoría de los títulos los clientes tendrán hasta 30 días para comenzar a ver las películas o videos, y una vez que empiecen a verlos deben terminar en un plazo de 24 horas.

A diferencia de los planes de pago por evento, el catálogo de Netflix para transmisión desde internet cuenta con más de 20.000 títulos y ofrece una cantidad ilimitada de reproducciones de los videos y películas por ocho dólares al mes. Pero pocas de las opciones de Netflix están disponibles al mismo tiempo que los lanzamientos más recientes de DVD.

La tienda de renta de videos de YouTube representa su paso más reciente en su evolución de un sitio de internet para videos caseros a un medio para formas más tradicionales de televisión, cine y videos musicales.

Le ha llevado tiempo ganarse la confianza de Hollywood, pues YouTube también se convirtió en un paraíso para los videos piratas casi en cuanto fue lanzado en 2005. Google impuso herramientas contra la piratería más severas tras comprar YouTube por 1.760 millones de dólares en 2006.

A pesar de esos controles, algunos estudios aún están molestos. Viacom, cuyo propietario es Paramount Pictures, mantiene un pleito legal por piratería con YouTube y hasta ahora no ha acordado rentar sus películas a través de la tienda del sitio.

Otras empresas que no han confirmado su participación son Century Fox (propiedad de News Corp.) y Walt Disney Studios, que renta sus películas a través de iTunes de Apple. El director general de Apple, Steve Jobs, es también el principal accionista de Walt Disney Co. e integrante de su junta directiva.

Los estudios que han accedido a rentar sus estrenos en YouTube son NBC Universal, Sony Pictures y Warner Brothers.