Los líderes tribales libios que respaldan la sublevación contra Moamar Gadafi dijeron el lunes que buscarán vender más petróleo para contar con más fondos que permitan proveer de armas y provisiones a quienes luchan contra las fuerzas gubernamentales.

El mes pasado se recaudaron casi 130 millones de dólares de la venta de petróleo bajo control de los rebeldes para ayudar a financiar la compra de armas y alimentos en bastiones de la oposición en el este de Libia, pero los líderes tribales en otras partes del país dicen que se necesitan más ventas de crudo para respaldar su lucha contra las tropas de Gadafi.

"No tenemos armas ni dinero para luchar contra la milicia. Necesitamos más ayuda", dijo Othman Jemaa Bensasi, un líder tribal de la región de Zwara, en el noroeste de Libia, cerca de la frontera con Túnez.

Bensasi fue uno de los más de 20 líderes de tribus y consejos que se reunieron en Abu Dhabi para coordinar estrategias y jurar lealtad a las fuerzas rebeldes. Ellos planeaban viajar el martes a Katar, que supervisó la venta de petróleo bajo control rebelde.

El mes pasado, Katar ayudó a los rebeldes a completar la venta de un millón de barriles de crudo, que significó unos 129 millones de dólares.

Líderes rebeldes creen que podrían pasar semanas ante de que puedan reanudar sus envíos de petróleo debido a los daños sufridos en el equipo.

Katar y Emiratos Arabes Unidos han enviado aviones de guerra para sumarse a la fuerza de la OTAN que ha atacado instalaciones militares de Gadafi y otros sitios.