El presidente dominicano Leonel Fernández criticó el lunes la composición del G20, integrado por países ricos y emergentes, y sugirió que para legitimarse el grupo debería incluir al secretario general de las Naciones Unidas.

Cuando se debaten soluciones a la crisis financiera y a los problemas globales "no hay clubes exclusivos de ricos", dijo Fernández al inaugurar el II Foro Internacional de Santo Domingo al que asisten miembros de organismos multilaterales e intelectuales de la región.

Fernández recordó que la única institución legítima a nivel mundial es la Organización de las Naciones Unidas, por lo que su secretario general debe ocupar una silla en el G20, compuesto por las ocho naciones más ricas y Rusia, 11 economías emergentes y la Unión Europea.

La crisis generada por las alzas en los precios de los combustibles y de los alimentos básicos en los últimos años "es un problema de los que están adentro (del G20) y de los que están afuera", destacó el gobernante.

Aunque saludó que Argentina, Brasil y México hubiesen sido incluidos en 2009 en el G20, también cuestionó la representatividad de esas tres naciones para hablar de los problemas de América Latina.

El gobernante propuso crear un mecanismo institucional para que esos tres países abran un diálogo político con el resto de América Latina a fin de que "tuviésemos la agenda latinoamericana dentro del G20; entonces tendríamos un cierto nivel de representatividad".

Consideró que la especulación en los mercados a futuro de bienes alimenticios y del petróleo, en los que participan actores ajenos a los sectores productivos, crea inestabilidad política y pone "en peligro lo que hemos alcanzado, que es la democracia".

El jefe de Estado ha insistido en varios foros internacionales en la necesidad de que las Naciones Unidas convoque a una cumbre para buscar alternativas a la especulación de los mercados internacionales de alimentos con la meta de detener las subas de precios.

Fernández dictó una conferencia sobre democracia, cohesión social y seguridad durante el primero de dos días del II Foro de Santo Domingo, organizado por su fundación privada (Funglode), por el Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA) y la Corporación de Estudio para América Latina, de Chile.

Al foro también asisten Enrique Iglesias, de la Secretaría General Iberoamericana, representantes de Cepal, del Banco Mundial y los ex presidentes Rodrigo Borja, de Ecuador, Vinicio Cerezo, de Guatemala, y Manuel Zelaya, de Honduras, quien reside en República Dominicana desde enero de 2010.