Un farmacéutico de Nueva York y amante de William Shakespeare se empeñó en llevar cada ave que aparece en los libros del autor británico a Estados Unidos. Fue así como soltó 60 estorninos en Central Park en una mañana invernal de marzo de 1900.

Los pájaros empezaron a reproducirse y desde entonces el hábitat de esta especia ha causado problemas a autoridades sanitarias en todo el hemisferio occidental.

Se trata de una de las formas poco conocidas en las que Shakespeare cambió al mundo, según cuenta un nuevo libro "How Shakespeare Changed Everything", escrito por Stephen Marche, profesor y novelista, y publicado por Harper.

En la obra, Marche combina sus análisis de los textos de Shakespeare con su admiración por el autor, al tiempo que apela a los jóvenes.

"Romeo y Julieta son maravillosos no a pesar de su irracionalidad sino precisamente gracias a ella", dice el libro. "Nos encanta ver a gente joven destruyéndose. Lo ansiamos. Por eso tenemos revistas de chismes, para poder ver a Lindsay Lohan y Britney Spears y las gemelas Olsen auto-destruirse".

___

En Internet:

http://stephenmarche.com