Los haitianos que viven en el extranjero tendrán ahora más derechos en su tierra natal.

Los legisladores de la isla aprobaron el domingo una enmienda a un artículo constitucional que derogará una ley que prohíbe tener doble nacionalidad.

La medida implica que dos millones de haitianos que viven en Estados Unidos, Canadá y otras regiones ahora podrán tener una mayor participación en los asuntos políticos de Haití. Por ejemplo, tendrán la oportunidad de postularse para cargos menores y comprar propiedades, dijo un senador.

La enmienda no será oficial hasta que sea publicado en The Monitor, un periódico oficial.